Agregado militar del gobierno de Venezuela en Washington rompe con Nicolás Maduro y reconoce a Juan Guaidó como “único presidente legítimo”

El apoyo a la oposición en Venezuela sigue creciendo.

José Luis Silva hizo un llamado para que se lleven a cabo elecciones en Venezuela. REUTERS/JOSHUA ROBERTS
José Luis Silva hizo un llamado para que se lleven a cabo elecciones en Venezuela. REUTERS/JOSHUA ROBERTS

Este sábado el agregado militar del país sudamericano en Washington (Estados Unidos), José Luis Silva, anunció su ruptura con el presidente Nicolás Maduro.

El funcionario dijo a la agencia Reuters que ya no reconocía a Maduro como mandatario del país y que en su lugar ha decidido apoyar a Juan Guaidó, el jefe de la Asamblea Nacional que este 23 de enero se autoproclamó presidente encargado de Venezuela.

“Hoy hablo a la gente de Venezuela y especialmente a mis hermanos en las fuerzas armadas de la nación, para reconocer al presidente Juan Guaidó como único presidente legítimo”, dijo en un video transmitido desde su oficina en la capital estadounidense.

“Esto basado y agregado a la Constitución de nuestra república por la cual nadie, ninguna persona o institución puede estar por encima, únicamente Dios está por encima de nosotros y de la Fuerza Armada”.

“Por favor, hermanos, no ataquen a nuestro pueblo. El Estado nos dio las armas para defender a nuestro país, no para atacar a nuestros iguales”.

Al explicar su decisión, Silva agregó que se necesitan una nuevas elecciones libres y justas, un reclamo que se suma al de decenas de países que consideran al actual gobierno venezolano como “ilegítimo”.

Reacción de Caracas

Guaidó, de 35 años, se autoproclamó presidente interino del país el pasado miércoles y propuso entablar una negociación con Maduro a condición de que renuncie.

Maduro calificó como “golpe de estado” la autoproclamación de Guaidó como presidente encargado de Venezuela. GETTY IMAGES

El gobierno de Maduro no reconoce su autoridad como líder de la Asamblea Nacional, la cual fue declarada en desacato por las autoridades judiciales de ese país.

El líder venezolano considera la autoproclamación de Guaidó como un “golpe de Estado”.

Guaidó le agradeció a Silva su pronunciamiento mientras que el ministerio de Defensa de Venezuela señaló, a través de su oficina de prensa, que el coronel es culpable de traición y publicó fotos en Twitter en el que aparece él y la palabra “traidor”.

“Subordinarse ante los intereses internacionales es un acto de traición y cobardía con la Patria”, indica el mensaje en la red social.

Ultimátum

Nicolás Maduro comenzó su segundo mandato presidencial a principios de enero luego de unas elecciones a las que no acudió gran parte de la oposición, por consideraras poco transparentes.

El sábado cuatro países europeos (Alemania, Francia, España y Reino Unido) dieron un ultimátum al presidente para que convoque a elecciones en un plazo no mayor de ocho días.

De lo contrario, dijeron en una declaración, también reconocerán a Guaidó como presidente del país, algo que ya han hecho Estados Unidos, Canadá así como 11 países del llamado Grupo de Lima (todos a excepción de México).

Estados Unidos, Canadá y varios países de América Latina desconocieron a Nicolás Maduro como presidente de Venezuela. GETTY IMAGES

Al conocer el apoyo de Estados Unidos a Guaidó, Maduro decidió romper relaciones diplomáticas con el país y le dio 72 horas a los diplomáticos estadounidenses para que abandonaran Caracas.

Algunos ya han abandonado el país, dijeron fuentes oficiales.

Sin embargo, una vez cumplido es plazo, una declaración dada a conocer por el canciller venezolano, Jorge Arreaza, señala que ambos países buscarán un acuerdo en los próximos 30 días para sustituir sus respectivas embajadas por “Oficinas de Intereses”.

Arreaza menciona que “ambos gobiernos han acordado sostener negociaciones para el establecimiento de una Oficina de intereses en cada capital, desde la cuales se podrán atender trámites migratorios y otros temas de interés bilateral“.

Para lograr ese acuerdo, según el comunicado del canciller, se estableció un plazo de 30 días.

Maduro se refirió a este anuncio y dijo que esta modalidad funcionó “durante años” en la relación entre Cuba y Estados Unidos, y la defendió como “la verdadera diplomacia”.