Cardenal reconoce haber cobrado fuertes sumas de dinero a una universidad

El cardenal hondureño, Oscar Andrés Rodríguez Maradiaga, aceptó que realizaba cobros a una universidad católica, pero afirmó que eran para caridad.

El cardenal Oscar Rodríguez Maradiaga, es el arzobispo de Tegucigalpa. (Foto Prensa Libre: Aci Prensa)
El cardenal Oscar Rodríguez Maradiaga, es el arzobispo de Tegucigalpa. (Foto Prensa Libre: Aci Prensa)

La respuesta del religioso se da luego de las acusaciones en su contra por la revista italiana L’Espresso, que el jueves último publicó el hallazgo.

El medio de comunicación dijo que el cardenal recibía mensualmente de la Universidad Católica de Honduras, unos 35 mil euros, pero este mes será con una suma adicional, y podría obtener 54 mil euros.

El ahora arzobispo en Tegucigalpa, respondió por medio de la agencia de noticias ACI, que “la Universidad Católica es propiedad de la Arquidiócesis de Tegucigalpa y yo tengo poder incluso para venderla. La hemos hecho crecer hasta tener 11 campus en el país” para poder también “ayudar a las obras pastorales” de la iglesia.

El religioso también comentó que el dinero es para pagar la cuota de los seminaristas, ayudar a construir y reparar los templos, y dar ayuda económica a los sacerdotes de las parroquias rurales.

Añadió que los recursos que recibe de la casa de estudios también son para comprar “los vehículos de las parroquias y para pagar los gastos de salud de los sacerdotes, ya que ninguno de nosotros tiene sueldo”.

Rodríguez Maradiaga confesó que el dinero es entregado a nombre de la Arquidiócesis.

Ordena investigación

El Papa Francisco ordenó una investigación el viernes último, según confirmó en un comunicado el portavoz de la oficina de prensa del Vaticano Greg Burke.

Burke no precisó más detalles, sin embargo, los detalles de la investigación no se conocerán por ahora.

Rodríguez Maradiaga está entre los religiosos más cercanos al Papa al ser el coordinador del grupo creado por el Papa para que lo asesore en la reforma de la Curia Romana.

Rodríguez Maradiaga residió y fungió actividades eclesiásticas por varios años en Guatemala, fue ordenado como sacerdote en 1970, cuando tenía 28 años. En ese mismo año también fue designado como asistente del arzobispo de Tegucigalpa.