“Casas ataúd”: cómo son las pequeñas viviendas alquiladas por US$225 al mes que habitan más de 200 mil personas en Hong Kong

La crisis económica que atraviesan los ciudadanos en Hong Kong los obliga a vivir en pequeñas viviendas, conocidas como “casas ataúd”.

Publicado el
Las "casas ataúd" tienen cuatro metros cuadrados. (Fotos: Benny Lam/Sociedad para la Organización Comunitaria (SOCO),
Las "casas ataúd" tienen cuatro metros cuadrados. (Fotos: Benny Lam/Sociedad para la Organización Comunitaria (SOCO),

Una población de aproximadamente 7.5 millones personas en Hong Kong atraviesa una crisis económica y debido a ello, más de 200 mil personas deben de vivir en pequeñas viviendas, conocidas como “casas ataúd”.

Según sitios internacionales, esas viviendas son de tan solo 4 metros cuadrados, un espacio reducido que, debido a los precios altos de alquiler, varios ciudadanos optan por esta opción cuyo valor mensual es de US$225.

Cada “casa ataúd” posee un espacio que solo alcanza para colocar un colchón el cual queda pegado a la pared y el baño es un pequeño hueco al final del cuarto. Además, no cuenta con ventanas y la ropa se coloca en barandas que se encuentran a los lados.

Hay distintos modelos de las “Casas ataúd”, algunas tienen baño, cocina y lavaplatos en un solo cuarto. Además, la ducha es una manguera.

De acuerdo con Infobae, el fotógrafo Benny Lam documentó esas habitaciones luego de haber visitado 100 de ellas y su trabajo fue para la Organización Comunitaria (SOCO), una ONG que trabaja y defiende la dignidad de vida de la población.

Además: El caso del joven que salió de un bar y cuyo cadáver fue hallado bajo la nieve

Según el sitio especializado, varias de estas casas se construyen de manera ilegal. Además, varios niños viven en condiciones inhumanas debido al constante aumento de precios de las viviendas.

La serie de fotos que reflejaron esas “casas ataúd”, de Benny Lam, fue preseleccionada para el Prix Pictet 2017.

Las “casas ataúd” tienen cuatro metros cuadrados. (Fotos: Benny Lam/Sociedad para la Organización Comunitaria (SOCO),