Coronavirus: El Salvador le dice adiós al confinamiento y comienza el martes la reapertura de su economía

El Salvador comenzará el próximo martes la apertura progresiva de la actividad económica con rigurosos protocolos, pese a los temores de un alza en los contagios del nuevo coronavirus, el sábado por la noche el presidente Nayib Bukele.

La economía salvadoreña ha sido golpeada fuerte por el coronavirus. (Foto Prensa Libre: AFP)
La economía salvadoreña ha sido golpeada fuerte por el coronavirus. (Foto Prensa Libre: AFP)

“Hemos decidido hacer una apertura (de la economía) lo más controlada posible”, dijo Bukele, durante una cadena nacional de radio y televisión, en la que estuvo acompañado de su gabinete de gobierno.

“Por más controlada que sea (la apertura de la economía) va a generar contagio (de la enfermedad)”, advirtió.

Bukele indicó que su gobierno dialogó con gremiales de diferentes sectores, excepto con la prominente Asociación Nacional de la Empresa Privada (Anep), que ha cuestionado su gestión de la pandemia.

Tras concluir la cuarentena domiciliar obligatoria la noche del sábado, el mandatario pidió a la población mantener la cuarentena en forma “voluntaria” durante el domingo y lunes, a la espera de la entrada en vigor de un nuevo decreto el martes.

La ministra de Economía, Maria Luisa Hayem, detalló que la primera fase de reapertura de la economía desde el 16 de junio permitirá el transporte de carga, y el aeropuerto permitirá vuelos de repatriación, humanitarios y de carga.

Además, se permitirá el funcionamiento servicios de reparación y mantenimiento en distintas áreas, clínicas veterinarias y salones de belleza, entre otros.

La segunda fase, prevista para el 7 de julio, prevé el inicio de actividades en call centers, transporte terrestre de pasajeros, restaurantes, centros comerciales, industria del plástico, papel y cartón, calzado y otras manufacturas, y servicios profesionales.

En la tercera fase, que arranca el 22 de julio, el aeropuerto permitirá le llegada de pasajeros en tránsito, se ampliarán las actividades económicas y sociales, se habilitará el comercio en general, y las iglesias reiniciarán actividades de culto.

El 6 de agosto se iniciará la cuarta fase con las operaciones aeronáuticas comerciales y de pasajeros en los dos aeropuertos, y se permitirá el turismo interno e internacional. Adicionalmente, se reabrirán museos, cines y teatros.

Por último, en la quinta fase, el 21 de agosto, se permitirán todas las actividades productivas, incluyendo deportes de contacto, ferias y conciertos.

El Salvador acumulaba hasta el viernes tres mil 603 casos de covid-19, con 72 fallecidos.