Dos años después del secuestro ninguna niña de Chibok ha vuelto a casa

Dos años después de que el grupo terrorista Boko Haram secuestrara a 276 chicas en una escuela de Chibok, en el noreste de Nigeria, la lucha de sus familias por recuperarlas sigue tan vigente como entonces, pero a pesar de las campañas y las promesas del Gobierno nigeriano no ha habido ningún avance.

Martha Mark, madre de la desaparecida Monica Mark muestra entre lágrimas su fotografía. (Foto Prensa Libre: AP).
Martha Mark, madre de la desaparecida Monica Mark muestra entre lágrimas su fotografía. (Foto Prensa Libre: AP).

Mientras el mundo recuperaba el jueves la famosa etiqueta que inundó las redes sociales en abril del 2014, #BringBackOurGirls  (devolvednos a nuestras chicas), la asociación de víctimas con el mismo nombre volvió a manifestarse para exigir al presidente nigeriano, Muhammadu Buhari, que cumpla su promesa de encontrarlas sanas y salvas.

Esta mañana el país despertó conmocionado por la publicación de un video en el que supuestamente aparecen 15 de las 219 chicas que siguen en manos del grupo terrorista -57 escaparon en los días siguientes al secuestro-, algunas de las cuales habrían sido reconocidas por familiares próximos.

“Es un día triste y doloroso, sobre todo después de ver el video en el que los padres lloran desconsolados. Mientras las chicas permanezcan secuestradas por Boko Haram, Nigeria seguirá cautiva”, declaró el jueves Aisha Yesufu, una de las convocantes de la protesta.

En la cinta, una de las supuestas secuestradas, Naomi Zakaria, hace un llamamiento ante la cámara para que el Gobierno nigeriano las ayude a reunirse con sus familias: “Es 25 de diciembre del 2015, hablo en nombre de todas las chicas de Chibok y estamos bien”, asegura.

El video, de unos dos minutos de duración, se entregó a las autoridades nigerianas hace cuatro meses como parte de las presuntas negociaciones, hasta ahora infructuosas, que el Gobierno de Abuya mantiene con Boko Haram para lograr la liberación de las chicas.

Aunque la publicación del video ha causado un gran alboroto tanto en Nigeria como en el resto del mundo, las autoridades nigerianas no están seguras de su autenticidad ni descartan que fuera grabado con meses de antelación, ya que sospechan de lo poco que han cambiado las chicas desde que fueran secuestradas hace dos años.

Las operaciones militares llevadas a cabo en los últimos meses en el noreste de Nigeria y en el resto del lago Chad tampoco han dado ningún resultado, ya que en el último año el Ejército nigeriano asegura haber rescatado a más de mil mujeres y niñas, pero ninguna ha podido ser identificada como una de las chicas de Chibok.

Organizaciones como Amnistía Internacional  (AI) calculan que Boko Haram todavía mantiene retenidas a centenares o quizá miles de mujeres y niñas, pero ninguna de ellas ha logrado nunca tanta repercusión como las chicas de Chibok, convertidas en un símbolo porque fueron las primeras en ser secuestradas de forma masiva.

Terror

Las chicas de Chibok, en su mayoría cristianas, fueron secuestradas la noche del 13 de abril del 2014 mientras dormían en la escuela del pueblo, como represalia por asistir a clase porque Boko Haram considera que recibir una educación fuera de las madrasas -escuelas islámicas- es una traición a los valores del Islam.

Boko Haram, cuyo nombre suele traducirse como “la educación no islámica es pecado”, lucha por imponer un Estado islámico en el noreste Nigeria a través de una campaña de terror y uno de sus principales objetivos es el sistema educativo.

Según Human Rights Watch, desde el 2009 el grupo islamista ha matado a 611 profesores y ha destruido más de 900 escuelas, además de forzar el cierre de otras mil 500 y provocar la huida de casi un millón de niños en edad escolar.

001_9N1AS.jpg

En los más de seis años que dura el conflicto, Boko Haram ha asesinado a más de 12 mil personas, según estimaciones gubernamentales -aunque otras fuentes sitúan esta cifra en más del doble-, y han obligado a más de 2.5 millones de personas a huir de sus casas.

Según un reciente informe hecho público por Unicef, el grupo terrorista utilizó a niños en uno de cada cinco atentados suicidas cometidos el pasado año en Nigeria, Camerún, Chad y Níger, una cifra diez veces superior a la registrada en el 2014.

Según el estudio, el pasado año hubo 44 atentados suicidas con menores, el 75 por ciento de los cuales eran niñas, que en muchas ocasiones son engañadas para entregar un paquete o drogadas, mientras los terroristas detonan la bomba a distancia.

Jornada de protestas

Centenares de personas marcharon el jueves por las principales ciudades de Nigeria para exigir que el gobierno haga algo para rescatar a las alrededor de 200 chicas secuestradas hace dos años por el grupo extremista islámico Boko Haram de una escuela en Chibok, en el nordeste del país.       

Las manifestaciones se realizaron un día después que CNN transmitió parte de un video de Boko Haram en el que se ve a niñas luciendo el hiyab islámico.

CNN agregó sus propias imágenes de madres llorosas, incluso una que se acerca a la pantalla de una computadora al reconocer a su hija.       

Marcha en toda Nigeria para exigir justicia por el caso de las niñas de Chibok. (Foto Prensa Libre: AP).