Veinticinco

Opinión

Esta semana cumplo 25 años de publicar la columna Ideas en el diario Prensa Libre. Imbuidos en el diario trajín, no nos damos cuenta del paso del tiempo pero, inexorablemente, el tiempo avanza y vuela. Apenas me parece ayer cuando inicié esta aventura y ahora resulta que ya pasaron 25 años. Para mí es un momento de reflexión y de agradecimiento por todas las experiencias vividas a lo largo de este tiempo. Mi agradecimiento a toda la familia de Prensa Libre, en especial a sus propietarios y sus directores, por haber confiado en mí durante todo este tiempo y a mis editores por aguantarme.

La batalla se libra con diferentes armas

Opinión

Sólo cuatro años habían pasado desde mi ingreso por primera vez a la sala de redacción de Prensa Libre en el viejo y goteroso salón. Era 1970. Exactamente el 28 de enero, cuando vi el cuerpo ensangrentado de Isidoro Zarco, víctima de la guerrilla urbana, decidí ser periodista mientras pudiera. Fui a México para pedir al periódico La Jornada publicar al día siguiente un comunicado guerrillero porque Álvaro Contreras Vélez había sido secuestrado, y tiempo después fui el vocero oficial de este periódico para las informaciones sobre un hecho igual contra Pedro Julio García. Recuerdo estos hechos  hoy por cumplirse 67 años del nacimiento de este diario, fundado por los periodistas mencionados, Salvador Girón Collier y mi padre, Mario Sandoval Figueroa.