Drayke Hardman: Cuál es la historia del niño de 12 años que se suicidó por sufrir bullying en su escuela

Los padres del menor compartieron la historia en redes sociales para concientizar acerca del acoso escolar y lo que esto causa en los menores.

Publicado el
Suicidio Drayke Hardman
Drayke Hardman había sufrido agresiones físicas y verbales por más de un año (Foto Prensa Libre: @shardman5)

El caso de Drayke Hardman, un estudiante de tan solo 12 años que cometió suicidio luego de sufrir acoso escolar ha conmocionado a todo Estados Unidos.

El menor, originario del condado de Tooele, Utah, había sufrido agresiones físicas y verbales por parte de un compañero de clase durante más de un año.

Según los familiares, él había faltado a su clase de baloncesto el miércoles 9 de febrero y horas más tarde fue encontrado por sus hermanas tratando de quitarse la vida.

El menor fue llevado de urgencias al hospital. El jueves 10 de febrero, en la mañana, fue declarado muerto.

Los padres de Drayke han compartido esta historia en sus redes sociales, para honrar su memoria y también, para concientizar acerca de las consecuencias graves del acoso escolar.

En una publicación de Instagram, se puede ver a la familia del menor, sus padres y sus dos hermanas, despidiéndose de él en sus últimos momentos de vida.

“Tenía 12 años ¿Cómo un niño de 12 años que fue amado ferozmente por todos piensa que la vida es tan difícil que necesita alejarse de ella?” dice la madre en uno de los párrafos de la publicación.

La familia describía a Drayke como un niño con “una personalidad ingeniosa” y con unos “ojos azules que conquistaron al mundo”. También mencionaron su gusto por la NBA y el jazz.

Lea también: Cheslie Kyrst: las revelaciones de su madre sobre la muerte de la ex Miss USA que cayó desde un edificio (y el emotivo mensaje de despedida)

“Mi corazón está destrozado, no sé cómo arreglarlo, o si alguna vez lo haré, pero pasaré cada minuto enseñando bondad en la memoria de mi persona favorita”.

“Oír los gritos de su hermana de 16 años que fue testigo de algo que nadie debería. Esta es mi pesadilla…. cada vez que cierro los ojos. Mientras mi hijo nunca abrirá los ojos en esta vida”, fueron las palabras del padre en su cuenta de Instagram.

Luego de la muerte de Drayke, los padres iniciaron una campaña en redes sociales para concientizar a los usuarios sobre el acoso escolar, y cómo esto puede destruir la vida de un niño.

Lea también: La violencia en la infancia aumenta el riesgo de conducta suicida juvenil

Con el hashtag #doitfordrayke la familia busca que las personas presten más atención a las señales de acoso escolar que puedan tener sus hijos, y siempre tratar a los demás con generosidad y bondad.

“Este es el resultado del bullying. Mi chico guapo estaba peleando una batalla que ni yo podía salvarlo. Es real, es silencioso y no hay absolutamente nada que puedas hacer como padre para quitar este profundo dolor”, dijo la madre.