El asteroide que exterminó a los dinosaurios dejó al planeta en las tinieblas durante dos años

Según los expertos los incendios tras el choque bloquearon el Sol, impidiendo la fotosíntesis y ocasionando la extinción del 75% de toda la vida en la tierra.

Publicado el
El impacto del asteroide hace 66 millones de años probablemente no solo llevó a la extinción de los dinosaurios. Fotografía: Cortesía.
El impacto del asteroide hace 66 millones de años probablemente no solo llevó a la extinción de los dinosaurios. Fotografía: Cortesía.

Hace aproximadamente 66 millones de años un asteroide eliminó a los dinosaurios, dejando tan solo fósiles que demuestran el paso de los gigantescos reptiles por el planeta.

Los gigantes del pasado fueron extintos por un asteroide que además del impacto y la explosión, cambió los ecosistemas e hizo que la vida no fuera sustentable en buena parte de la tierra.

Según un equipo de la Academia de Ciencias de California, que recientemente realizó una investigación, señalan que tras el impacto inicial los incendios forestales llenaron el cielo y bloqueó el Sol poco después que el asteroide golpeara el planeta.

El asteroide tenía una dimensión de 12 kilómetros de ancho y viajaba a más de 43 mil  kilómetros por hora cuando se estrelló en lo que ahora es el Golfo de México.

El impacto condujo a la extinción del 75 por ciento de toda la vida en la Tierra, y los científicos han estado estudiando durante mucho tiempo las secuelas de este impacto.

En un nuevo estudio, el equipo estadounidense descubrió que el principal desencadenante de la extinción pudo haber sido nubes de cenizas que se extendían por la atmósfera.

Se presume que estas nubes habrían persistido hasta por dos años, poniendo grandes partes de la Tierra en la oscuridad, dificultando que algo crezca o sobreviva.

La vida en el área que rodea el impacto habría muerto instantáneamente, pero hubo significativamente más daños en los años posteriores a la colisión.

Esto incluye maremotos, inundaciones y cambios ambientales masivos, incluida la expulsión de partículas a la atmósfera, que se extienden por todo el mundo.

Si bien la Tierra estaba envuelta en oscuridad, los investigadores dicen que la fotosíntesis, el proceso que usan las plantas para crecer, habría fallado.

Lo anterior habría llevado a un colapso del ecosistema, e incluso después de que regresara la luz del sol, la disminución de la fotosíntesis habría continuado durante décadas, explicó el equipo en una entrevista con Live Science.

Esta oscuridad atmosférica fue causada por la roca pulverizada y el ácido sulfúrico del choque que se formó como nubes en el cielo, enfriando las temperaturas globales y produciendo lluvia ácida, lo que provocó el inicio de incendios forestales a gran escala.

Este “escenario de invierno nuclear”, como se propuso por primera vez en la década de 1980, jugó un papel importante en la extinción masiva, explicó Peter Roopnarine, autor del estudio, a Live Science.

A pesar de que se ha teorizado durante más de cuatro décadas, solo en los últimos 10 años se han desarrollado modelos para ver cómo esta oscuridad impactó en la vida.

“El pensamiento común ahora es que los incendios forestales globales habrían sido la principal fuente de hollín fino que se habría suspendido en la atmósfera superior”, dijo Roopnarine.

“La concentración de hollín en los primeros días o semanas de los incendios habría sido lo suficientemente alta como para reducir la cantidad de luz solar entrante a un nivel lo suficientemente bajo como para evitar la fotosíntesis”, agregó.

El estudio

El equipo estudió el impacto de este período oscuro a largo plazo mediante la reconstrucción de las comunidades ecológicas que habrían existido cuando golpeó el asteroide.

Recogieron 300 especies que se sabía que provenían de una extensión rica en fósiles conocida como la Formación Hell Creek, que está hecha de pizarra y arenisca en Dakota del Norte, Dakota del Sur, Wyoming y Montana.

Luego crearon simulaciones para exponer a las comunidades a períodos de oscuridad de 100 a 700 días para descubrir qué intervalo de oscuridad conduciría al nivel de extinción que ahora sabemos que sucedió entre las especies de vertebrados.

Los registros fósiles muestran que alrededor del 73 por ciento de las especies de vertebrados se extinguieron después del evento de impacto.

Roopnarine le dijo a WordsSideKick que el inicio del impacto de la oscuridad habría ocurrido rápidamente, alcanzando el máximo en unas pocas semanas.

Los ecosistemas podrían recuperarse en su mayoría si la oscuridad solo hubiera durado 150 días, pero después de 200 días alcanzaron un ‘punto crítico de inflexión’.

Este fue el punto donde algunas especies se extinguieron y el dominio entre las especies restantes cambió de una manera que dañó el ecosistema.

Cuando la oscuridad duró hasta 700 días, las extinciones aumentaron drásticamente, alcanzando hasta el 81 por ciento de toda la vida, lo que sugiere que los animales en las comunidades de Hell Creek experimentaron aproximadamente dos años de oscuridad.

Los hallazgos son preliminares, explicó, y solo exploran un único ecosistema, pero sugieren que esto podría repercutir en más especies.

Los hallazgos se presentaron en la reunión anual de la Unión Geofísica Estadounidense (AGU).