El Chapo Guzmán: por qué aún en prisión causa temor para la seguridad nacional de EE. UU.

Joaquín “El Chapo” Guzmán fue sentenciado en Estados Unidos a pasar toda la vida en prisión, pero a pesar de esto, aún genera temor.

Publicado el
Joaquín "el Chapo Guzmán" fue condenado a cadena perpetua en Estados Unidos por delitos de narcotráfico. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Joaquín "el Chapo Guzmán" fue condenado a cadena perpetua en Estados Unidos por delitos de narcotráfico. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Los fiscales que lo encarcelaron solicitaron a un juez que se pongan bajo llave las llamadas interceptadas y las identidades de dos testigos, resaltó Expansión.mx.

Información obtenida por Expansión revela que aunque “El Chapo” está cumpliendo su condena en la cárcel de ADX Florence, uno de los centros penitenciarios de máxima seguridad del país, el juez Brian M. Cogan aceptó poner bajo llave la información.

La publicación añade que en el documento del caso 1:09-cr-00466-BMC-RLM en contra de Joaquín Guzmán, se puede leer que la Fiscalía del Distrito Este expuso que su petición “está tan interrelacionada con información clasificada” que de ser revelada podría causar un daño a la seguridad nacional.

“El valor de abrir la información no supera el peligro potencial para la seguridad nacional que podría sobrevenir después de la divulgación” dicen.

En el documento también revelan que la información que se clasificará es la que se presentó el pasado 18 de octubre del 2018 ante el juez M. Cogan, quien sentenció a Guzmán.

Llamadas al cártel de Sinaloa

Al hacer una revisión de la audiencia del 18 de octubre se encontró que la información que se clasificará como secreta son 18 llamadas interceptadas y correos electrónicos que se hicieron al cártel de Sinaloa, mismo que liderara “El Chapo”.

La información la recopilaron entre el 5 de julio del 2018 y el 5 de septiembre de ese mismo año.

Según expusieron, lo que más les interesa preservar, es la información relacionada con la identidad y ubicación de dos testigos que cooperaron y que dicen “aún se encuentran disponibles” para el gobierno de Estados Unidos.

Es por estas razones que el pasado 18 de marzo de este año el juez ordenó poner bajo llave la información del juicio de Guzmán ya que “compromete el interés imperioso del gobierno en proteger la seguridad nacional”.