Andrés Manuel López Obrador asume como presidente de México

México tendrá un presidente de izquierda por primera vez en su historia reciente a partir de este sábado, cuando la investidura de Andrés Manuel López Obrador se convierta en una “celebración” para muchos, aunque en medio de un creciente nerviosismo de los mercados y una mayor polarización política.

Andrés Manuel López Obrador se convierte este sábado en el primer presidente de izquierda en la historia reciente de México. (Foto Prensa Libre: EFE)
Andrés Manuel López Obrador se convierte este sábado en el primer presidente de izquierda en la historia reciente de México. (Foto Prensa Libre: EFE)

López Obrador llega a presidencia con un gran apoyo popular: la coalición Juntos Haremos Historia que lo postuló obtuvo la mayoría en el Senado y la Cámara de Diputados, así como en 19 congresos locales en las elecciones de julio de este año.


La ceremonia en su primer día de gobierno incluye la toma de protesta en el Congreso, la recepción de jefes de Estado extranjeros en el Palacio Nacional y un discurso desde el balcón de la sede del gobierno mexicano.

Más tarde, el flamante presidente recibirá a representantes de los pueblos indígenas en la Plaza del Zócalo en Ciudad de México. 

La ceremonia

El Legislativo mexicano abrió en torno de las 9 horas la sesión de Congreso general, con la presencia de senadores y diputados que, en un par de horas más, recibirán primero al desde hoy expresidente Enrique Peña Nieto y después a López Obrador.

López Obrador salió de su casa en un auténtico tumulto de simpatizantes. Seguirá viviendo ahí como presidente, rompiendo con una tradición de más de siete décadas de usar la residencia oficial de Los Pinos, localizada en el bosque de Chapultepec de la capital y que desde este sábado es un museo.

“Señor presidente, confiamos en usted”, rezaba una cartulina que mostraba un hombre fuera de la casa del izquierdista.
La ciudad vivía esta mañana de sábado de manera habitual y, a diferencia de los dos últimos traspasos de poder, en los que se desplegaron incluso cuerpos antimotines que utilizaron gases lacrimógenos contra manifestantes, el despliegue de seguridad en torno al Congreso era menor.

Unas 900 personalidades, entre ellos una larga lista de jefes de Estado y presidentes, asisten a la ceremonia de investidura ante el Congreso mexicano del hombre conocido como “AMLO”, que ganó en su tercer intento por llegar a la silla presidencial con 53% de los votos.

En sus campañas políticas, el izquierdista de 65 años ha prometido combatir la pobreza, terminar con la corrupción y los privilegios de la clase política y combatir la creciente violencia ligada al crimen organizado.

Pero uno de los problemas más apremiantes que hereda el izquierdista de 65 años es la caravana de miles de migrantes centroamericanos estacionada en la frontera con Estados Unidos que aspira a recibir asilo en ese país.

El domingo el canciller mexicano Marcelo Ebrard y su par estadounidense Mike Pompeo se reunirán en Washington para abordar el tema.

Contenido relacionado:

> Editorial: Izquierda mexicana asume entre dudas
> Así fue cómo ganó la presidencia de México, Andrés Manuel López Obrador
>
 Suspensión de nuevo aeropuerto de México provoca molestia en empresarios