Fuerte enfrentamiento en operativo para capturar a Óscar Pérez, policía que atacó sedes gubernamentales en Venezuela 

Fuerzas militares desmantelaron el grupo del policía rebelde venezolano Óscar Pérez en una zona vecina Caracas, en una operación que dejó varios muertos y heridos, informó este lunes el gobierno de Venezuela.

Megaoperativo para capturar a "policía rebelde", en Caracas, Venezuela. (Foto Prensa Libre: AFP)
Megaoperativo para capturar a "policía rebelde", en Caracas, Venezuela. (Foto Prensa Libre: AFP)

El Ministerio del Interior dijo en un comunicado que dos agentes murieron en la operación y que varios integrantes del grupo rebelde fueron abatidos y cinco detenidos, pero no aclaró si entre ellos estaba Pérez, que encabezaba la lista de los más buscados en el país.


Según Interior, las fuerzas del orden fueron atacadas cuando se estaba negociando la rendición. Además de los dos agentes de la Policía Nacional fallecidos, otros cinco resultaron heridos.

“Los integrantes de esta célula terrorista que hicieron resistencia armada fueron abatidos y cinco criminales fueron capturados y detenidos”, apunta el comunicado.

El Minsiterio de Interior señala que el grupo fue ubicado por un trabajo de inteligencia y que esta mañana se desplegó la operación en la localidad de El Junquito, en la región central de Aragua.

El Gobierno acusa a Pérez de "secuestrar" un helicóptero y atacar sedes estatales en Venezuela. (Foto: El Estímulo)

Añadió que la célula era responsable del secuestro de un helicóptero a mediados del año pasado, desde el cual fueron atacadas con ráfagas de tiros el Ministerio del Interior y la sede del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

También le atribuyó el asalto en mes pasado de un comando de la Guardia Nacional (policía militarizada) en la región norteña de Miranda, de donde se sustrajeron armas.

Horas antes, Pérez, el jefe de los rebeldes, informó que estaba cercado en una casa por comandos militares que les disparaban y hacía llamados para rendirse. El policía y piloto difundió en la redes varios videos en los que aparecía herido y con sangre en la cabeza, denunciando además que las fuerzas que lo cercaron amenazaban con matarlo, junto con sus compañeros.

Imagen de archivo de Óscar Pérez. (Foto Prensa Libre: AFP)

Versiones de prensa dijeron que la sangre que mostraba Pérez en su cara fue debido a las heridas por explosión de una granada lanzada durante la operación.

En la grabación aparecían hombres armados que gritaban y buscaban protegerse de un asalto. “No quieren que nos entreguemos, nos quieren asesinar”, afirmaba Pérez en uno de los videos.

En otra grabación, señaló que lo tenían cercado en una casa en la carretera en la localidad de El Junquito. Pérez aseguró que no querían hacerle frente a los agentes, entre los cuales hay “compañeros” de armas. “Ya estamos negociando con los funcionarios, los fiscales y la prensa de Venezuela”, explicaba.

Pérez fue declarado el hombre más buscado del país, tras haber secuestrado un helicóptero de la policía judicial en junio pasado, desde el cual lanzó varias grabadas y ráfagas de disparos contra las sede del TSJ y el Ministerio del Interior, en el centro de Caracas, en un incidente sin víctimas.

También en diciembre pasado se hizo responsable del asalto a una instalación militar en el estado vecino de Miranda, del cual se sustrajeron armas, en lo que llamó operación Génesis.

Tras el asalto, Maduro ordenó responderle con “plomo” a cualquier grupo que intentara una nueva acción contra cuarteles castrenses.