Guatemalteco cuenta cómo se vive un nuevo toque de queda en Toronto ante el incremento de casos de coronavirus

La provincia de Ontario, en Toronto, Canadá, se encuentra bajo un nuevo confinamiento ante el incremento de casos de coronavirus, y el guatemalteco Edwin Quezada cuenta como se vive la emergencia.

Las calles de Ontario, en Toronto, Canadá, se quedan vacías a causa del toque de queda impuestos por las autoridades. (Foto Prensa Libre: Edwin Quezada)
Las calles de Ontario, en Toronto, Canadá, se quedan vacías a causa del toque de queda impuestos por las autoridades. (Foto Prensa Libre: Edwin Quezada)

La provincia de Ontario, la más poblada de Canadá, ordenó el martes último a sus habitantes que a partir del jueves 14 de enero permanezcan en sus hogares después de que las autoridades advirtieran que el sistema sanitario está “al borde del colapso” por el aumento de los casos de covid-19. En esa provincia vive el guatemalteco Edwin Quezada, quien hace una crónica de lo que se vive en esa región.

“A partir de mañana jueves 14 de enero a las 12:01 horas, el Gobierno ordena quedarse en casa, que requiere que todos permanezcan en sus hogares con excepciones de quienes trabajan con fines esenciales, como ir al supermercado o farmacia y acceder a servicios de atención médica”, describió Quezada, quien ya recibió las dos dosis de la vacuna contra el coronavirus.

La orden obliga a 14.6 millones de habitantes de Ontario, casi un 40 % de la población de Canadá, a permanecer en sus hogares excepto para actividades como la compra de suministros o medicamentos, el acceso a servicios sanitarios o para realizar ejercicio físico.

Los trabajadores considerados esenciales que tienen que acudir a sus lugares de trabajo están excluidos de la obligación de permanecer en los hogares.

El anuncio de la medida fue hecho por el jefe de Gobierno de Ontario, el primer ministro provincial Doug Ford, quien advirtió que “nuestra provincia está en crisis” y añadió que “el sistema (sanitario) está al borde del colapso” por el rápido aumento de casos de la covid-19.

Ontario registró en las últimas 24 horas dos mil 903 nuevos casos de covid-19 y 41 muertes. En total, cinco mil 53 personas han muerto en la provincia a causa de la enfermedad desde el inicio de la pandemia. En todo Canadá, el número se eleva a 17 mil 181 muertes.

Quezada cuenta que, como parte de la orden de quedarse en casa, Doug Ford dijo que, además de limitar las salidas a viajes esenciales, todas las empresas de Ontario deben asegurarse de que cualquier empleado que pueda trabajar desde casa lo haga de esa manera.

Añadió que Ford afirmó que está proporcionando a todos los agentes del orden en la provincia, incluida la Policía Provincial de Ontario, las fuerzas locales, los oficiales de ordenanza y los inspectores del lugar de trabajo, la autoridad para emitir multas e imponer demandas a quienes incumplan con esas órdenes.

Entre las últimas restricciones, todos los minoristas que se hayan considerado esenciales verán su horario restringido entre las 7.00 y las 20 horas, aunque los minoristas que venden comestibles y farmacias estarán exentos de las restricciones.

Añadió que Ford tiene la autoridad para cerrar negocios adicionales, prohibir eventos, reuniones y enfatizar aún más la necesidad de mantener a las personas en casa con nuevas leyes.

“El número de contagios más recientes muestran que Ontario está en crisis y con las tendencias actuales, nuestros hospitales se verán abrumados en pocas semanas con consecuencias impensables, por eso estamos tomando una acción urgente y decisiva, que incluye declarar una emergencia provincial e imponer una orden de quedarse en casa. Necesitamos que la gente salga solo para viajes esenciales para comprar comestibles o ir a citas médicas”, dijo Ford.

El guatemalteco resalta que otras medidas incluyen reducir el límite de reuniones al aire libre de 10 a cinco personas, con efecto inmediato. Las reuniones públicas organizadas al aire libre y las reuniones sociales estarán aún más restringidas a un límite de cinco personas con excepciones limitadas.

Anteriormente se requería que las personas usaran una mascarilla o una cubierta facial en las áreas interiores, pero ahora se ordenó usarlas al aire libre cuando no pueda mantenerse el distanciamiento de más de dos metros.

Todas las tiendas minoristas no esenciales, incluidas las ferreterías, las tiendas de bebidas alcohólicas y las que ofrecen servicio para llevar o a domicilio deben abrir de las 7.00 a las 20 horas. El horario restringido de operación no se aplica a las tiendas que venden alimentos, farmacias, gasolineras, tiendas de conveniencia y restaurantes para llevar o entregar.

Además, el gobierno provincial ha extendido los cierres para las juntas escolares que no regresarán para el aprendizaje presencial hasta el 10 de febrero, como mínimo.

Las autoridades sanitarias de Ontario dijeron que a pesar de las restricciones a la movilidad impuestas en las últimas semanas, y reforzadas tras el 26 de diciembre, el número de casos no sólo no se ha reducido sino que sigue aumentando.

El número de hospitalizaciones ha aumentado un 72 % en las últimas cuatro semanas y el número de pacientes en unidades de cuidado intensivo (UCI) creció en ese periodo un 61 %.

Las cifras dadas a conocer el martes indican que el número de muertes por covid-19 se duplicarán en febrero de seguir la tendencia actual y pasarán de una media de 50 fallecidos al día a mediados de enero a cien para finales de febrero.

Las previsiones señalan que el número de pacientes en unidades de cuidado intensivo se situará en 500 con las actuales cifras de infección, lo que colapsará el sistema sanitario de la provincia.

En la actualidad, la tasa de crecimiento de la infección del covid-19 es de 1.2. Si la tasa se sitúa en 3, lo que las previsiones indican es el peor escenario posible, el número de pacientes en unidades de cuidados intensivos aumentará a mil.

En estos momentos, 400 personas están en unidades de cuidados intensivos en Ontario y las autoridades revelaron que un 25 % de los hospitales no cuentan con capacidad para admitir más pacientes.

A pesar de que las autoridades de Ontario han indicado en los últimos meses que las residencias de mayores estaban protegidas contra la segunda ola del coronavirus, las cifras dadas a conocer este martes indican que el 40 % de las residencias está sufriendo brotes de la enfermedad y que desde el 1 de enero, 198 residentes han fallecido.

También en esta jornada el Gobierno canadiense señaló que aseguró la adquisición de 20 millones de dosis adicionales de la vacuna contra el covid-19 de Pfizer. Canadá ya había comprado 20 millones de dosis y había negociado una opción de otras 76 millones de dosis.

El primer ministro, Justin Trudeau, aseguró que Canadá recibirá este año un total de 80 millones de dosis de las vacunas de Pfizer y Moderna.

En total, Canadá ha contratado la compra de más de 400 millones de dosis de las vacunas desarrolladas por siete consorcios farmacéuticos.