Guterres advierte a los líderes mundiales del auge de populismo y la división

António Guterres, secretario general de la ONU, advirtió a los líderes mundiales sobre el auge de la división y del populismo en la apertura de los debates de la Asamblea General de Naciones Unidas.

Archivado en:

Antonio GuterresONU
Antonio Guterres, secretario de ONU, da un discurso en la apertura del periodo de sesiones de la Asamblea del organismo. (Foto Prensa Libre: EFE)
Antonio Guterres, secretario de ONU, da un discurso en la apertura del periodo de sesiones de la Asamblea del organismo. (Foto Prensa Libre: EFE)

“Los valores universales están erosionándose. Los principios democráticos están bajo asedio. El estado de derecho está siendo minado. La impunidad está en alza, con líderes y Estados empujando los límites en casa y en la arena internacional”, dijo Guterres.


El diplomático portugués abrió con su discurso las discusiones de los jefes de Estado y de Gobierno, que iniciaron la jornada guardando un minuto de silencio en recuerdo del fallecido jefe de la ONU Kofi Annan.

Guterres hizo un oscuro retrato del mundo actual, subrayando que la gente “está perdiendo la esperanza” en las instituciones y sufriendo por el aumento de la desigualdad.

Lea más: Hambre afecta 124 millones de personas en 51 países

“Los migrantes y refugiados siguen enfrentándose a la discriminación y la demagogia en el contexto de una cooperación internacionales claramente insuficiente”, avisó el secretario general.

Guterres denunció políticas como el “cierre de fronteras a la inmigración regular”, las violaciones de los derechos humanos en el contexto de la lucha contra el terrorismo y a aquellos dirigentes que ven a los vecinos como peligros.

Jefes de Estado y de Gobierno guardan un minuto de silencio en recuerdo del fallecido jefe de la ONU Kofi Annan. (Foto Prensa Libre: EFE)

“Tenemos la obligación de cambiar este rumbo y de resolver los desafíos que se nos plantean. Debemos movernos basándonos en hechos, no por miedo y apoyándonos en la razón y no en ilusiones”, insistió.

“Robots asesinos”

Guterres aprovechó hoy su discurso para dar la señal de alarma sobre el peligro que plantean los llamados “robots asesinos”.

“Digámoslo como es: la perspectiva de máquinas con el criterio y el poder para acabar con vidas humanas es moralmente repugnante”, dijo Guterres.

El diplomático aseguró que los avances en la tecnología militar son una “amenaza directa” a la responsabilidad común de “garantizar la paz y la seguridad”, sobre todo por la perspectiva de armas capaces de “seleccionar y atacar” objetivos por sí mismas.

Recomendamos leer: Jimmy Morales se reunirá con el secretario António Guterres

La ONU está trabajando junto a expertos nacionales en principios para regular o prohibir el uso de las armas letales autónomas.

Según numerosos expertos, los avances en el ámbito de la inteligencia artificial permitirán en poco tiempo crear armas, por ejemplo drones, capaces de operar de forma autónoma en el campo de batalla y de tomar sus propias decisiones sin instrucciones humanas.

Guterres avisó hoy que reducir la supervisión humana de las armas complica los esfuerzos a la hora de gestionar amenazas, evitar escaladas y cumplir con las normas humanitarias.

António Guterres, secretario de ONU, se dirige a los miembros de la asamblea. (Foto Prensa Libre: AFP)

El jefe de Naciones Unidas pidió a los líderes que utilicen la plataforma de la ONU para trabajar en un “futuro digital que sea seguro y beneficioso para todos”.

Además, recordó que, pese a las ventajas que plantean en muchos ámbitos, las nuevas tecnologías están siendo utilizadas por terroristas y por redes criminales.

Guterres advirtió también sobre el peligro que plantea una “guerra cibernética”, en la que además de equipos militares puedan resultar afectadas infraestructuras civiles clave.

Noticia en desarrollo

Contenido relacionado

> Estas son las amenazas para Guatemala, según ONU
> EE. UU. marca una nueva era en la ONU y amenaza a quienes no lo apoyen
> ONU exhorta al mundo a reducir el consumo de plástico