Hallan restos del sacrificio de niños más grande del mundo

Se estima que los restos, que fueron una ofrenda a los dioses para apaciguar las inundaciones, tienen entre mil 200 y mil 400 años de antigüedad.

Uno de los 227 restos de niños dados en sacrificio por la cultura Chimu, Perú. (Foto Prensa Libre: AFP)
Uno de los 227 restos de niños dados en sacrificio por la cultura Chimu, Perú. (Foto Prensa Libre: AFP)

Un grupo de arqueólogos descubrió los restos de 227 niños ofrecidos en un ritual de la cultura precolombina Chimú, en la costa norte de Perú, considerado el hallazgo más grande de sacrificios de infantes del mundo.

El sitio de sacrificio masivo de niños fue descubierto en el sector Pampa La Cruz en Huanchaco, un municipio costero de Trujillo, la tercera ciudad de Perú, 700 km al norte de Lima.

El arqueólogo Feren Castillo manifestó que los menores, de entre 4 y 14 años, fueron sacrificados en un ritual a los dioses con la finalidad de aplacar las catástrofes naturales ligadas al fenómeno climático El Niño, como lluvia e inundaciones. Se estima que el sacrificio tiene entre mil 200 y mil 400 años.

“Fueron sacrificados para apaciguar el Fenómeno El Niño, hemos encontrado más evidencia de lluvias en los hallazgos”, explicó el estudioso.

Los científicos manejan como hipótesis que el sacrificio de niños podría obedecer a ofrendas a los dioses cuando el sacrificio de adultos no era eficaz.

“La gente sacrifica lo que más valora. Puede que vieran que el sacrificio adulto era ineficaz. Puede que hubiera la necesidad de probar un nuevo tipo de víctima sacrificial”, dijo Haagen Klaus, antropólogo de la Universidad George Mason al National Geographic.

> Estos son los secretos que la civilización maya aún guardaba y que acaban de ser descubiertos

Los restos de los niños se encuentran extendidos en posición mirando al mar. Algunos tienen piel, cabello y orejeras de plata.

“Donde empezamos a cavar sale otro (resto). Es algo incontrolable esto de los niños, donde excavas hay uno más”, agregó el jefe de arqueólogos.

La civilización Chimú se extendió a lo largo de la costa peruana hasta el actual Ecuador. Hacia el año 1475 desapareció al ser conquistada por el imperio inca.

Arqueólogos estiman que el sacrificio ocurrió hace mil 200 y mil 400 años. (Foto Prensa Libre: AFP)

El sitio de Huanchaco no es el primer hallazgo masivo de niños sacrificados en Pampa La Cruz. En junio de 2018, se fueron descubierto restos de 56 niños.

Pampa la Cruz está a solo dos kilómetros de Huanchaquito, lugar donde en abril del 2018 se descubrieron 140 niños y 200 llamas ofrecidos en un ritual similar. Ese hallazgo fue documentado por National Geographic.

National Geographic indicó que pruebas con radiocarbono a sogas y textiles fecharon los objetos hallados en las tumbas entre los años 1400 y 1450, alrededor de un siglo antes de que el conquistador español Francisco Pizarro llegara a Perú (1532).

“Definitivamente, Huanchaco es el lugar elegido para hacer estos sacrificios”, destacó Castillo, arqueólogo de la Universidad Nacional de Trujillo.

El lugar de esos sacrificios es conocido como Huanchaquito-Las Llamas y se ubica a unos 300 metros sobre el nivel del mar, en medio de un complejo de viviendas residenciales en expansión de Huanchaco.

El hallazgo de los 140 niños sacrificados en Huanchaquito obligó entonces a revisar la historia de las ofrendas de humanos en rituales nativos.

En 2018, National Geographic destacó que “hasta ahora, el más grande (hallazgo) del cual se cuenta con evidencia es el sacrificio y entierro de forma ritual de 42 niños en el Templo Mayor en la capital azteca de Tenochtitlán (actualmente, Ciudad de México)”.

Contenido relacionado

> Guatemala reclama fragmento arqueológico que será subastado en Francia

> Antigua ciudad maya fue quemada en su totalidad a causa de la guerra

> Esta es la apuesta de Guatemala para incrementar el turismo arqueológico

0