Iglesias reabrirán en Río de Janeiro pese al aumento de muertes por coronavirus

Los templos para poder abrir deberán proporcionar alcohol en gel y garantizar una distancia mínima de dos metros entre los fieles, quienes además deberán usar tapabocas.

Las personas podrán reunirse pero resguardando la distancia. (Foto Prensa Libre: EFE)
Las personas podrán reunirse pero resguardando la distancia. (Foto Prensa Libre: EFE)

Río de Janeiro, la ciudad más emblemática de Brasil, permitirá la reapertura de iglesias y templos religiosos, pese a ser la segunda región del país con el mayor número de muertos y casos confirmados de coronavirus, informó este lunes el alcalde Marcelo Crivella.

Brasil, con más de 360 mil casos confirmados, es el segundo país del mundo con mayor número de infectados, de los cuales cerca de 38 mil se han registrado solo en el estado de Río, donde casi 4 mil personas han muerto por el covid-19, y otros mil fallecidos están bajo investigación.

Si bien anunció el mantenimiento de las medidas de aislamiento social en la capital homónima, Crivella señaló que los templos serán declarados “servicios esenciales” para evitar que sus puertas sean cerradas por las autoridades policiales.

Según explicó el alcalde carioca en una rueda de prensa, iglesias y templos no estaban obligados a dejar de funcionar en la “cidade maravilhosa”, pero la policía les obligaba a cerrar sus puertas, por lo que los feligreses no podían acceder a orar.

Crivella, un influyente pastor evangélico que aspira a ser reelegido en octubre, anunció que el decreto que establecerá la medida será publicado este mismo lunes en una edición extraordinaria del Diario Oficial municipal.

Para evitar la propagación del virus, los templos tendrán que proporcionar alcohol en gel y garantizar una distancia mínima de dos metros entre los fieles, quienes además deberán usar tapabocas.

Aunque el decreto no prohíbe la presencia de personas que se encuentran en el grupo de riesgo de contraer el COVID-19, como son adultos mayores o quienes padezcan diabetes, hipertensión o cáncer, sí orienta para que este tipo de público asista a los cultos vía internet.

Otra medida anunciada por el alcalde este lunes fue la prórroga, por una semana más, del bloqueo de algunas calles comerciales de Río.

Algunos municipios del estado de Río de Janeiro comenzaron este lunes a abrir sus negocios, pero Crivella, al ser cuestionado sobre el tema, señaló no tener una fecha determinada para el retorno de esas actividades en la capital fluminense.

Entre las ciudades que comenzaron a reactivar su economía está Duque de Caxias, que con 187 fallecidos por COVID-19 es la segunda con mayor número de muertes en Río de Janeiro detrás de las 1.184 víctimas registradas en su capital homónima.

La decisión de abrir los comercios en ese municipio se tomó por la liberación de camas para atención de personas con síntomas de COVID-19 en el sistema de salud, según indicó la Alcaldía de Duque de Caxias.

La administración municipal señaló que, sin embargo, para evitar la propagación del virus, implementó un protocolo de seguridad que implica medidas de higiene y de circulación de las personas, como el obligatorio uso de máscaras y limitar la atención al público en los negocios a un 30 % de su capacidad.