Isabel II descansará por consejo médico, cancela viaje a Irlanda del Norte

La reina Isabel II canceló un viaje previsto para hoy a Irlanda del Norte por recomendación médica y descansará durante los próximos días, informó este miércoles un portavoz del palacio de Buckingham, su residencia oficial en Londres.

Publicado el

Archivado en:

Reina Isabel II
La reina Isabel II necesita reposo y cancela viaje.  (Foto Prensa Libre: AFP).
La reina Isabel II necesita reposo y cancela viaje. (Foto Prensa Libre: AFP).

En un comunicado, el palacio de Buckingham indicó que la soberana, de 95 años, “ha aceptado con reticencia el asesoramiento médico para descansar durante los próximos días” y se encuentra actualmente en el Castillo de Windsor.

Sin dar más detalles, la Casa Real agregó que “Su Majestad se encuentra con buen ánimo y se siente decepcionada de no poder visitar Irlanda del Norte, donde iba a haber llevado a cabo una serie de compromisos hoy y mañana”.

“La Reina envía sus mejores y más cálidos deseos a las personas de Irlanda del Norte y tiene ganas de visitar (la provincia) en el futuro”, agrega el portavoz.

Si bien se desconoce el motivo de la cancelación del viaje, los medios locales aseguran que la decisión no está relacionado con el coronavirus.

La prensa británica señala asimismo que se espera que la monarca asista, como está previsto, a la próxima cumbre climática Cop26, que arrancará en Glasgow (Escocia) el próximo mes.

Isabel II rechazó ayer ser distinguida con el galardón “Oldie of the year” (“Anciana del año”): “Una solo es tan vieja como se sienta”, ha declarado la soberana británica.

Su secretario privado, Tom Laing-Baker, comunicó por carta a la revista que entrega el premio, “The Oldie”, que la monarca “no cree que cumpla los criterios relevantes para poder aceptarlo”.

La reina Isabel II del Reino Unido apareció el martes 12 de octubre usando un bastón por primera vez en un acto público, al asistir a un servicio religioso en la abadía de Westminster (Londres) en conmemoración del centenario de la organización benéfica de las Fuerzas Armadas Royal British Legion.

La soberana, de 95 años, empleó un bastón “para su comodidad”, según fuentes de palacio, cuando salió del vehículo para entrar en el templo y de nuevo después al dejar la abadía.