Jeff Bezos irá al espacio en el primer vuelo turístico de Blue Origin (y también subastará un puesto)

El vuelo que será abordado por Jeff Bezos y su hermano Mark está programado para el próximo 20 de julio.

Publicado el
jeff bezos turismo espacial
Jeff Bezos es el dueño de Blue Origin, una empresa dedicada al transporte espacial. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El empresario estadounidense Jeff Bezos ha anunciado este 7 de junio que abordará el primer vuelo de turismo en el espacio que lanzará su compañía Blue Origin, dedicada a la fabricación de cohetes.

Blue Origin informó que Bezos y su hermano Mark serán dos de los pasajeros que viajarán en el primer vuelo tripulado del cohete New Shepard.

Una subasta millonaria

Blue Origin anunció que el tercer puesto del vuelo será subastado. Actualmente, el precio ofrecido por los interesados supera los 2.8 millones de dólares. La oportunidad ha atraído a más de 6 mil 300 personas de 143 países.

Lo recaudado por la subasta irá a beneficio de Club for the Future, una fundación benéfica de Blue Origin que busca inspirar a los jóvenes para que se interesen por las carreras científicas.

Después de esta primera subasta, la empresa pondrá boletos a la venta.

Aunque Blue Origin no ha revelado los precios de los boletos, se espera que la mayoría de la clientela se componga de millonarios.

Le puede interesar: Jeff Bezos: las reflexiones del hombre más rico del mundo sobre el éxito y la vida en su última carta a los accionistas como presidente ejecutivo de Amazon

“Desde que tenía cinco años, he soñado con viajar al espacio. El 20 de julio, haré ese viaje con mi hermano”, dijo el fundador de Amazon en su cuenta de Instagram.

Lea también: Cómo es el superyate que Jeff Bezos compró por más de US$500 millones y que necesita otro yate de apoyo

Así será el primer viaje turístico al espacio

jeff bezos vuelo turismo espacial
Jeff Bezos ha mostrado su interés en liderar el turismo espacial junto a su empresa Blue Origin. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Aunque el viaje tendrá una duración total de diez minutos, los pasajeros únicamente pasarán cuatro de ellos sobre la línea de Karman, que marca el límite entre la atmósfera terrestre y el espacio.

Después del despegue, el cohete se separará de su impulsor y permanecerá a una altura de más de 100 kilómetros durante cuatro minutos. Durante este tiempo, los pasajeros tendrán la oportunidad de experimentar la falta de gravedad y podrán observar la curvatura de la Tierra desde el espacio.

El impulsor aterrizará de forma autónoma en una base ubicada a dos millas del sitio de lanzamiento. El descenso del cohete será amortiguado por tres paracaídas grandes hasta su aterrizaje.

New Shepard, el cohete que transportará a los primeros turistas al espacio, ya ha realizado más de una docena de vuelos no tripulados como prueba desde su base en Texas.

New Shepard tiene seis asientos con respaldos horizontales ubicados junto a grandes portillas, en una cabina que ha sido descrita como “futurística” y con “elegante iluminación”.

Este cohete reutilizable fue nombrado en honor a Alan Shepard, el primer hombre estadounidense que viajó al espacio, hace 60 años.

Rivalidad entre millonarios por liderar el turismo espacial

Bezos anunció a principios de este año que se retiraría de la dirección ejecutiva de Amazon para dedicarse a otros proyectos como Blue Origin.

El fundador de Amazon no es el único empresario que tiene interés en el potencial del turismo en el espacio. El dueño de Tesla, Elon Musk, es también propietario de Space X. Esta compañía ha planificado vuelos orbitales para los interesados en viajar distancias más lejanas en el espacio, con un costo estimado de millones de dólares. Además, ya ha enviado a astronautas a la Estación Espacial Internacional.

Bezos y Musk mantienen una rivalidad abierta en este ámbito, ya que ambos compiten por contratos con el gobierno estadounidense.

Virgin Galactic, la compañía del millonario británico Richard Branson, también desarrollará una nave que enviará turistas al espacio. Alrededor de 600 personas ya han reservado vuelos, que tienen un costo entre 200 mil y 250 mil dólares.