Jordania dice haber destruido 56 objetivos del EI en tres días

Jordania, decidida a acabar con el grupo Estado Islámico, anunció el domingo haber destruido 56 objetivos yihadistas en tres días de bombardeos, después de conocerse que los extremistas quemaron vivo a uno de sus pilotos.

AMÁN- El jefe de la fuerza aérea jordana, el general Mansur Al Jobur, aseguró en una rueda de prensa que las incursiones aéreas habían destruido desde el jueves el 20% de la capacidad militar del EI, si bien no especificó el lugar de los ataques.

Jordania ha advertido de que aplastará a los yihadistas que mataron a Maaz Al Kassasbeh, capturado en diciembre por el EI tras estrellarse su avión en Siria.

“El primer día de campaña para vengar a nuestro piloto, destruimos 19 objetivos, incluyendo campos de entrenamiento y equipos”, dijo.

Otros 18 objetivos, incluidos depósitos de carburante, munición y centros logísticos fueron bombardeados el viernes, afirmó, y el sábado, las fuerzas jordanas destruyeron 19 objetivos más, entre ellos barracas y centros residenciales.

“Hasta ahora, la campaña ha destruido el 20% de la capacidad de combate de Daesh (acrónimo en árabe de ‘Estado Islámico en Irak y Levante’)”, afirmó el general.

El ministro de Exteriores jordano, Naser Judeh, dijo a Fox News que esta semana las fuerzas aéreas de Ammán habían bombardeado a los yihadistas en Siria e Irak, los dos países donde el EI ha proclamado su “califato”.

“Estamos determinados a aniquilar a esta banda terrorista”, afirmó Jobur durante una rueda de prensa este domingo, y añadió que seguirán bombardeando a los extremistas en los próximos días.

El ministro de Interior, Husein Majali, explicaba, citado por el diario Al Rai, que el cruel asesinato de Kassasbeh ha sido un “punto de inflexión” en la lucha de Jordania contra el yihadismo.

El país forma parte de la coalición internacional liderada por Estados Unidos que lucha contra el EI desde septiembre.

Jobur indicó que los aviones de combate jordanos han realizado 946 de las 1.500 incursiones aéreas lanzadas por la fuerza internacional desde el inicio de la campaña, y añadió que 7.000 yihadistas han muerto desde que Ammán se incorporó a la coalición.