La insólita denuncia de una mujer que afirma que perdió el cartílago de la nariz por una prueba PCR mal hecha en Argentina

La mujer afirma que vive un calvario debido a que por el mal procedimiento en el hisopado tuvo una infección que le dañó el cartílago de la nariz, y ahora necesita una cirugía reconstructiva.

Publicado el
Claudia Serran afirma que perdió el cartílago de la nariz debido a una prueba PCR mal hecha en su natal Argentina. (Foto Prensa Libre: Facebook de Claudia Serran)
Claudia Serran afirma que perdió el cartílago de la nariz debido a una prueba PCR mal hecha en su natal Argentina. (Foto Prensa Libre: Facebook de Claudia Serran)

Realizarse una prueba de PCR para detectar si estaba contagiada de coronavirus le ha salido muy caro a una mujer en Argentina, pues el procedimiento que hicieron en una clínica privada no fue adecuado y tuvo una infección que le dañó el cartílago de la nariz y ahora debe someterse a una cirugía reconstructiva que cuesta unos US$2 mil.

Según reportan medios internacionales, la víctima es Claudia Serran, que labora como auxiliar de salud, quien en redes sociales ha contado el calvario que vive luego del mal procedimiento que le hicieron en agosto de 2021 en una clínica privada.

La mujer es de Caleta Olivia, Santa Cruz, Argentina y según su publicación, el hisopado para detectar covid-19 que le hicieron en la clínica fue mal efectuado y eso causó que se le infectara la nariz y por eso perdió el cartílago.

Serran se hacía pruebas PCR con frecuencia, en esos días, puesto que ella ingresaba a las salas de cuidades intensivos para cumplir sus turnos con los pacientes, pero en uno de los exámenes no se hizo adecuadamente y le causó el problema.

En una entrevista que Serran concedió a El caletense, Serran recordó el día en que se efectuó la prueba de PCR y el momento en el que empezó a sentir molestias.

Explicó que la llamaron para que atendiera a una señora que estaba a punto de fallecer, pues los hijos no podían hacer más por ella.

Señaló que tomó el trabajo junto con otro compañero suyo, pero este se hizo la PCR en un hospital y ella en un laboratorio privado en donde cobraron unos US$100 que pagó una hija de la señora.

Serran afirmó que las primeras molestias surgieron luego de haberse realizado la prueba de covid-19. “Me empezó a picar, a molestar. Me entregaron el -resultado- negativo. Al pasar los días la molestia persistía, pero el doctor me dijo que era normal”.

Sangraba

La mujer explicó que tras la prueba le salía constantemente una especie de sangre gelatinosa, la zona de la nariz se había puesto roja y tenía unos cinco centímetros de dilatación en la fosa nasal.

Producto de esa infección, la mujer perdió el cartílago de la nariz: “Llegué a tener 18 mil glóbulos blancos, con una anemia crónica. Se me habían reventado todas las venas y soy alérgica a la penicilina, ya no recibía más antibióticos porque me lastimaron muchísimo los brazos”, indicó la mujer.

Necesita cirugía

La mujer ha publicado en redes sociales que necesita una operación de forma urgente para reconstruir el cartílago que cuesta unos US$2 mil pero no ha podido realizarla y es urgente para evitar más consecuencias.