La madre del niño que cayó al foso del gorila es víctima de acoso en las redes

La madre del pequeño de 4 años que cayó al foso de un gorila en el zoo de Cincinnati es acosada en las redes, después que autoridades tuvieron que matar al primate de nombre Harambe para que no hiciera daño al niño.

Dramática escena del video que muestra al niño frente al enorme gorila. (Foto: YouTube).
Dramática escena del video que muestra al niño frente al enorme gorila. (Foto: YouTube).

Debido al acoso sufrido por parte de quienes la acusan de no cuidar al menor, cerró su cuenta de Facebook, no obstante aún publicó un comunicado después del incidente en donde agradecía a todos los que se habían preocupado y orado por el bienestar de su hijo.

“Dios protegió a mi niño hasta que las autoridades fueron capaces de rescatarlo. Mi hijo está a salvo y fue capaz de caminar con contusiones y raspaduras, pero sin fracturas ni lesiones internas”, escribió Michelle Gregg.

En seguida del mensaje un bombardeo de ataques contra ella fue escrito por internautas en esa red social, desde descalificaciones de “mala madre”, hasta solicitudes de que sea despedida de su trabajo.


Aparte una petición en change.org cuenta con más de 300 mil firmas de personas quienes exigen que la familia se haga responsable de asumir los costos por la muerte del gorila ya que no tuvieron cuidado con su hijo.

Gregg ha respondido a los comentarios y ha expresado que la sociedad se ha apresurado a juzgarla, ya que quienes la conocen saben que  “no quito el ojo de encima a mis niños. Pero los accidentes ocurren”.

“Somos una sociedad que juzga muy rápidamente, el que un padre puede perder de vista a sus hijos y todo el mundo sabe que yo siempre mantengo a los míos vigilados. Los accidentes ocurren y yo estoy agradecida de que las personas correctas estuvieran en el lugar correcto. Gracias a todos los que me ayudaron a mí y a mi hijo”, escribió la mujer.

Piden investigar a zoológico

Un grupo defensor de los derechos de los animales exhortó el martes a las autoridades federales a responsabilizar al Zoológico de Cincinnati por la muerte del gorila que fue sacrificado para proteger a un niño de 4 años que entró en el recinto del animal.

El director del zoológico, Thane Maynard, aseguró el lunes que el parque sigue siendo seguro para los 1,6 millones de personas que lo visitan cada año, a pesar de la tragedia del fin de semana.

Sin embargo, se ha iniciado un estudio para buscar posibles mejoras que aumenten la seguridad del parque, indicó el director.

Harambe, fue baleado por un equipo especializado de respuesta del zoo que temía por la seguridad del niño. Imágenes de video tomadas por los visitantes muestran que el gorila parecía en ocasiones protector con el pequeño, pero también lo arrastró por el foso poco profundo.
gorila.jpg
La agrupación Stop Animal Exploitation NOW dijo que el Departamento de Agricultura, que regula los zoológicos en Estados Unidos, debe multar al zoológico por violar la Ley de Protección de Especies en Peligro de Extinción, al tener un recinto de animales donde es tan fácil que una persona entre. El zoológico no respondió el martes a pedidos de comentarios.

Tanya Espinosa, vocera del Servicio de Inspecciones de Plantas y Animales del Departamento de Agricultura, declaró el martes que no se ha abierto una investigación todavía en torno al incidente, pero que el departamento “examinará las circunstancias de lo ocurrido”.

La agrupación activista denunció al zoológico.

“La barrera de la jaula obviamente no era de altura suficiente para mantener afuera a la gente”, dijo a la AP el director ejecutivo de la agrupación, Michael Budkie. “De lo contrario, Harambe no estaría muerto”.

No es la primera vez

Budkie recordó que han ocurrido otros incidentes anteriormente en ese zoológico, como por ejemplo en marzo cuando dos osos polares se salieron de su jaula. El parque reportó en marzo que los visitantes fueron trasladados luego que los osos, un macho y una hembra, entraron a la zona de servicio.

Los guardias del parque movieron a los osos a su lugar acostumbrado en menos de dos horas, dijo en ese entonces el zoológico, aclarando que ningún animal o ser humano resultó lastimado.

Maynard afirmó que la decisión de matar al gorila fue la correcta. El animal estaba agitado y desorientado por la conmoción durante los 10 minutos posteriores a que se cayera el pequeño. El gorila podía aplastar un coco con una mano, y no había duda de que la vida del niño corría peligro.

Jack Hanna, presentador del programa “Jack Hanna’s Into the Wild”, dijo que el zoológico tomó la decisión correcta al sacrificar al animal. El experto dijo haber visto el video y que sabía lo que hubiera ocurrido si no se hubiera matado al animal.

“Me apuesto la vida en esto, ese niño no estaría hoy aquí”, dijo Hanna a WBNS-TV.

En una entrevista con la televisora de Boston WFXT, el conservacionista y presentador Jeff Corwin sugirió que la familia del menor debería cargar con parte de la culpa, afirmando que “los zoos no son niñeras”.

“No creo que esto ocurriera en segundos o minutos. Creo que hizo falta para que este chico, este niño pequeño, se encontrara en esa situación. En definitiva, fue el gorila el que pagó el precio”, dijo.

Un portavoz de la policía de Cincinnati dijo que no se estudiaba plantear cargos contra los padres. Una portavoz de la familia dijo el lunes que no tenían previsto hacer comentarios.

Un niño coloca flores frente a la estatua de un gorila, colocada a raíz de suceso del fin de semana pasado. (Foto Prensa Libre: AP).

Jerry Stones, director de instalaciones del Zoo Gladys Porter en Brownsville, Texas, crió a Harambe desde que nació y ha trabajado con la familia del gorila desde que llegaron a Estados Unidos, indicó el Brownsville Herald. El lunes habló sobre su relación con Harambe, al que describió como un “hermoso animal, nunca agresivo y nunca perverso”.

Ha habido críticas por la decisión del zoológico de matar a Harambe. El grupo defensor de los animales PETA dijo que el zoológico debería tener mejores barreras entre los humanos y los gorilas.

Maynard dijo que la situación tras el incidente era muy emocional.

Varias personas con carteles muestran su aprecio por Hambere, el gorila que tuvo que ser sacrificado. (Foto Prensa Libre: AP).

“No todo el mundo comparte la opinión, y eso está bien”, dijo. “Pero todos compartimos el amor por los animales”.

El zoo ha recibido mensajes de apoyo y condolencias de todo el mundo, incluidos de otros directores de zoológicos y expertos en gorilas. Los visitantes han dejado flores junto al recinto de los gorilas y preguntado cómo pueden ayudar a la conservación de gorilas.

El incidente del sábado fue la primera intrusión de un espectador en el recinto de Gorilla World desde su apertura en 1978, indicó el zoológico. Los planes de expandir el espacio, anunciados este año, continuarán como estaba previsto, dijo Maynard.