Las sorprendentes 10 razones por las que una sonda se posará sobre un intrigante asteroide

La sonda OSIRIS-REx tiene previsto aterrizar en julio del 2020 sobre Bennu, uno de las asteroides más intrigantes, donde extraerá la mayor muestra de material jamás obtenida. Estas son las razones de la misión.  

Bennu fue el asteroide que la Nasa encontró ideal para posar a OSIRIS-REx. (Foto: Nasa)
Bennu fue el asteroide que la Nasa encontró ideal para posar a OSIRIS-REx. (Foto: Nasa)

Viajará durante dos años y recorrerá miles de millones de kilómetros para posarse en un extraño asteroide gigante: la sonda OSIRIS-REx efectuará uno de los estudios más ambiciosos de la Nasa en la enorme roca Bennu, en donde mapeará su terreno y buscará el sitio más indicado para recoger muestras de su composición. 


Cuando llege a Bennu, alrededor de julio del 2020, la sonda podría recolectar el equivalente a 30 paquetes de azúcar de suelo y rocas del asteroide, lo empacará en una cápsula y emprenderá el viaje de regreso a la Tierra.

En el año 2023 la sonda dejará caer la muestra en un desierto de Utah, EE. UU., donde será recogida por científicos de la Nasa. 

Pero, ¿por qué la Nasa escogió a Bennu entre unos 780 mil asteroides conocidos en el Sistema Solar? Estas son las 10 razones que da la Agencia: 

1. Cercano a la Tierra

Una de las intrigantes razones de Bennu es que este asteroide visita las cercanías de la Tierra cada seis años, y cada vez se acerca más, según las observaciones de los astrónomos. Su visita en septiembre del 2017 sirvió para estudiar en detalle su órbita con miras al lanzamiento de OSIRIS-REx. 

2. El tamaño correcto

Bennu mide 492 metros, más grande que la altura del Empire State, en Estados Unidos, y tarda 4.3 horas en girar sobre su eje, una velocidad relativamente perfecta para posicionar una sonda. Si fuera más pequeño, giraría más rápido, lo que representaría una dificultad. 

3. Antigüedad

Se cree que Bennu es un fragmento de las sobras del Sistema Solar, y podría tener compuestos incluso más antiguos que este, lo que podría arrojar pistas sobre su formación.

4. En buen estado

Los científicos se refieren a Bennu como una bien conservada cápsula del tiempo del Sistema Solar, a pesar de que calculan que hace uno o dos mil millones de años se desprendió de un asteroide más grande después de un violento choque entre cuerpos celestes, lo que lo lanzó del cinturón de asteroides y se quedó atrapado en una órbita en nuestro sistema. 

5. Pistas sobre la vida

Los científicos creen que Bennu podría tener pistas sobre el origen de la vida porque las observaciones han podido confirmar que es rico en carbono, eslavon principal de las moléculas orgánicas, por lo que esta misión ampliará mejor la teoría del papel de los asteroides en la historia de la vida. También se cree que entre sus rocas puede haber agua atrapada.

6. Materiales valiosos

Bennu podría ser rico en recursos naturales como hierro, aluminio y platino, elementales para la construcción que podrían extraerse pensando en futuras misiones al espacio. De estos compuestos también podría producirse combustible para cohetes, por lo que, eventualmente, Bennu podría servir como una “estación de servicio” para sondas, misiones robóticas o humanas en tránsito hacia Marte u otros destinos. 

7. Informacón sobre asteroides

Esta misión a Bennu, descubierto en 1999, también ayudará a esclarecer la dinámica de otras enormes rocas que orbitan el Sistema Solar, al revelarse más datos sobre sus propiedades químicas y físicas. 

8. Pistas sobre el Sol

Bennu se ha desviado curiosamente de su órbita unos 280 metros buscando al Sol, como un efecto de la fuerza del calor que emite el astro rey. Esto puede ayudar a predecir las órbitas de otros asteroides.

9. Posibles colisiones

Bennu se está acercando cada vez más a la Tierra. Se cree que en el año 2135 pasará más cerca al planeta que la Luna, y mucho más cerca en 2175 y más cerca en 2195 y… 

Los datos de OSIRIS-REx servirán para determinar mejor una forma de desviar los asteroides potencialmente peligrosos para la Tierra. 

10. Regalo para todos

Según la Nasa, los expertos sólo estudiarán la cuarta parte de las muestras que traerá la sonda y el resto se pondrá a disposición de todos los científicos del mundo. 

“Y una parte se guardará para aquellos expertos que aún no han nacido, con una técnica que aún no se ha inventado, para que respondan preguntas que aún no se han hecho”, puntualiza la Nasa. 

Contenido relacionado

> Los próximos tres enormes asteroides sólo rozarán la Tierra, pero ¿y si su órbita cambiara?

> Astrónomos identifican 40 mil planetas menores en Sistema Solar

> Asteroides podrían acabar con la vida en la Tierra