“Los soldados nos servían la comida y nos ponían caricaturas”: Así es un albergue “diferente” para migrantes en Arizona

Un nuevo centro de detención para familias migrantes conocido como “el de las carpas”, en Yuma, Arizona, contrasta sobremanera con otros por los que han pasado miles de refugiados, principalmente centroamericanos, a su llega a EE. UU. en los últimos meses.

El albergue cuenta con áreas especiales para el entretenimiento de los niños. (Foto: EFE)
El albergue cuenta con áreas especiales para el entretenimiento de los niños. (Foto: EFE)

Katherine, una inmigrante salvadoreña de 11 años, dijo a EFE haberse sentido “feliz” durante su estadía en este centro, donde, afirma, comió “muchas galletas, frituras, frutas, jugos, leche” y disfrutó junto a otros niños de la película de animación infantil Rango.

El centro fue inaugurado a finales de junio ante el flujo “que no disminuye” de inmigrantes que cruzan la frontera y solicitan asilo político, según dijo entonces La Patrulla Fronteriza (CBP, en inglés) durante un recorrido con la prensa, al que tuvo acceso EFE.

Con una capacidad para 500 inmigrantes, el centro cuenta con aire acondicionado y aéreas para el recreo infantil. Forma parte de un contrato de US$15 millones entre el Gobierno federal y una compañía privada, que será válido hasta finales de septiembre, con la opción de extender operaciones mes a mes.

El centro de Yuma cuenta también con lavadoras y secadoras de ropa, baños y lavamanos. Los migrantes duermen en colchonetas aparentemente confortables.

La salvadoreñas Marina Aguilar y su hija Katherine pasaron ocho días allí, donde recibieron buenos tratos y buena alimentación.

“Nos daban de comer burritos, sándwiches, había una mesa grande con frutas, jugos, galletas, papitas y agua embotellada, y otra mesa con pañales, leche, biberones, toallitas húmedas; los soldados nos llevaban la comida”, comentó a EFE Aguilar.

Lea también: Fondos para el muro fronterizo y acuerdo con Guatemala: Trump se apunta dos grandes victorias a costas de los inmigrantes

Su hija Katherine dijo “haberla pasado muy bien” con otros niños, pero aclaró que lo único que le molestó es que “la leche no tenía azúcar”.

María Campos, su esposo Óscar Manzano y su hija Kimberly, también de El Salvador, cruzaron desde México por San Luis Río Colorado en busca de asilo político. Aseguran haber sentido previamente “mucho temor” por las historias escuchadas sobre los centros de detención estadounidenses.

“Yo pensé que íbamos a sufrir, más los niños, pero no fue así; al contrario, estábamos en un lugar refrigerado, nos dieron pans (pantalones) para dormir, nos permitían bañarnos; es más, a mi marido le lavaron la ropa, un oficial se la fue a traer el día de su salida”, señaló la mujer.

Kimberly, quien permaneció junto a sus padres tres días en el albergue de Yuma, dijo que “los soldados” le ofrecieron películas para entretenerse. Ella eligió Cenicienta y Lilo y Stitch, y comió “‘sabritas’, manzanas y naranjas” sin restricciones.

El mexicano José Miguel, junto a su esposa Leticia Galés y su hijo Kiriam, de 10 meses, dijo estar “sorprendido” por el trato que recibió en su tercer intento de cruzar a EE. UU.

“Nunca me habían tratado así, recuerdo la primera vez que crucé en el 2016. Nos esposaron como criminales y a los que no alcanzaron esposas les amarraban las manos con cintas de zapatos; ni hablar de la segunda, que fue peor”, comentó el mexicano.

La Patrulla Fronteriza estima que cada migrante estará en el centro de “las carpas” aproximadamente entre 24 y 72 horas mientras son procesados. El tiempo de estancia de menores será de unas 48 horas, según dijeron las autoridades en junio durante la inauguración.

Aunque la jaula sea de oro…

La descripción de las familias atendidas en ese albergue contrasta abruptamente, no obstante, con las opiniones que tienen algunos activistas pro inmigrantes.

María Castro, representante del grupo Puente, con sede en Phoenix, sostuvo que los inmigrantes merecen estar en libertad.

“Aunque la jaula sea de oro, es jaula, no importa qué tan bien estén adentro; lo que pedimos para nuestra gente es libertad, dignidad y respeto. Nunca se podrán medir (comparar) los abusos de los centros de detención con uno nuevo”, expresó Castro.

Para Israel Camacho, pastor de la Iglesia Nueva Esperanza, el “cambio repentino” hacia los inmigrantes obedece a un intento por “limpiar la mancha” que ha dejado la administración Trump en sus políticas migratorias.

“Los están tratando bien en ese centro, pero es solo un espejismo, tienen que justificar el contrato millonario que recibieron. Por medio de ese centro buscan limpiar la imagen y el trato inhumano que han recibido y siguen recibiendo miles de migrantes en los centros de detención”, declaró a EFE el pastor.

Además: Ensayos clínicos remunerados: los inmigrantes que alquilan su cuerpo a la ciencia para subsistir en Estados Unidos

Camacho recordó que “no es novedad” que prácticas “inhumanas” hacia los inmigrantes se vienen llevando a cabo desde octubre pasado, aunque aclaró que en los últimos dos meses han “detonado” mediáticamente.

“Nosotros recibimos a miles de inmigrantes desde hace mucho y son las mismas historias de abuso y maltrato, esa gente termina en el piso cuando son detenidos por migración y sigue pasando en los demás centros de detención”, destacó el religioso.

Magdalena Schwartz, pastora de la Alianza de Líderes Cristianos en el Valle, indicó por su parte que le da “mucho gusto” este repentino cambio.

“Cuando hay fondos se puede hacer mejor trabajo, puedes pagar a más gente; si nosotros hubiéramos tenido más fondos hubiéramos hecho más, pero me da gusto que usen bien esos fondos para atender a los inmigrantes”, expresó.

Las autoridades de CBP revelaron que más de 11 mil familias y seis mil menores no acompañados han sido detenidos en el Sector de Yuma durante el presente año fiscal.

Estas detenciones representan un incremento del 381% comparado con el mismo periodo del año pasado.

Contenido relacionado

> La exorbitante cifra de solicitudes de asilo que tendría que soportar Guatemala de convertirse en tercer país seguro

> Secretario general de la ONU está horrorizado por naufragio de migrantes en Libia

> Migrantes guatemaltecas multadas por el gobierno de Trump piden respaldo de congresistas

2

Reyna Najera Hace 2 meses

El CACIF y las Camaras Empresariales de Guatemala estaran dispuestas a abrir albergues como el de Estados Unidos para niños Hondureños y Salvadoreños que vengan a nuestro pais separados de sus padres a pedir asilo Ademas les pregunto que sucedera cuando vengan de la Mara Salvatrucha a pedir asilo y comiensen a asaltar en la zona 14 o a intentar violar a una de sus hijas.

Carlisle Johnson Hace 2 meses

por fin cobertura positiva sobre una situacion dolorosa.
Gracias Prensa Libre.