Empresarios nicaragüenses se unen a la “madre de las marchas” contra Daniel Ortega

La empresa privada en Nicaragua, uno de los soportes del gobierno del presidente Daniel Ortega, cerró filas este miércoles en torno a sectores que piden su salida del poder en medio de masivas protestas que dejan 88 muertos. 

Multitud marcha en Nicaragua contra el gobierno de Daniel Ortega. (Foto: Cortesía El Nuevo Diario)
Multitud marcha en Nicaragua contra el gobierno de Daniel Ortega. (Foto: Cortesía El Nuevo Diario)

Los enfrentamientos entre manifestantes y policías continuaron este miércoles, esta vez en el norte del país, donde una persona murió y más de 20 resultaron heridos, según fuentes oficiales.


En Managua, miles de personas se manifestaban en diversos lugares a favor y contra el Gobierno.

La protesta opositora, que algunos medios llamaron “la madre de las marchas” (que coincide con el Día de la Madre en ese país), fue respaldada por el sector empresarial, uno de los principales aliados del Gobierno que, junto con sindicatos oficialistas instauraron durante 11 años el llamado “modelo de consenso”, que permitió a los empresarios participar de manera activa en las decisiones del ejecutivo y del parlamento.

Este miércoles los empresarios, cuestionados por permitir abusos en el Gobierno y mantener “un silencio cómplice” durante la represión a las protestas, marcaron distancia de Daniel Ortega.

El Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP) anunció que han suspendido todas las reuniones con el gobierno en “rechazo a la represión”, en tanto el presidente del grupo económico más influyente del país, Carlos Pellas, se pronunció a favor de adelantar las elecciones del 2021.

“Desde mi punto de vista, y es algo que compartimos plenamente en el sector privado, hay que encontrar una salida ordenada, dentro del marco constitucional, que implique reformas que conlleven un adelanto de elecciones en Nicaragua”, dijo Pellas al diario La Prensa.

Lea también: Agresiones contra manifestantes y la Prensa e incendios a sedes marcan jornada violenta en Nicaragua

“Estoy indignado y muy dolido por las más de 80 vidas sacrificadas y por los más de 800 heridos que ha causado la violencia desproporcionada con que el Gobierno ha enfrentado los reclamos de los estudiantes y de la población en general”, agregó Pellas.

Mientras, el poderoso grupo financiero Lafise demandó en un mensaje “que sea la voluntad popular a través de elecciones anticipadas la que establezca la justicia, la democracia y la libertad” en Nicaragua.

La asociación de empresarios de turismo por su lado denunció presiones de alcaldías y agentes políticos del sandinismo para que se pronuncien contra el bloqueo de vías y presionen a los manifestantes a levantarlos.

Las protestas estallaron el 18 de abril en rechazo a una reforma al sistema de pensiones que el gobierno aprobó sin consenso.

El Gobierno y opositores integrados en una Alianza Cívica acordaron el lunes restablecer un diálogo bajo los auspicios de los obispos para poner fin a la crisis. El Ejecutivo aceptó discutir una agenda que pide la salida de Ortega y elecciones anticipadas para este año.

La Conferencia Episcopal, mediadora del diálogo, no ha convocado aún a las partes para reunirse.

También en Guatemala

Un grupo de nicaragüenses y activistas se congregaron este miércoles en El Obelisco, zona 10 capitalina, para aupar las protestas y repudiar la represión del gobierno de Daniel Ortega. 

Con velas y pancartas, el grupo dio un homenaje a los manifestantes que han muerto durante la crisis y rindieron respetos a las madres, cuyo día se celebra hoy en ese país. 

“Elecciones ya” y “Nicaragua Libre” eran las consignas que se podían leer en las pancartas. 

“Nosotros los nicaragüenses que vivimos en Guatemala no podemos ser ojos ciegos a lo que está pasando en nuestro país: nuestras familias están sufriendo, nuestro jóvenes están sufriendo. Hoy las madres no tienen nada que celebrar”, dijo una de las dirigentes de la protesta. 

Protestas en la zona 10 capitalina contra el gobierno de Daniel Ortega. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)