Marcha de los Globos en Nicaragua se torna en enfrentamiento verbal

Una marcha para demandar la liberación de los detenidos en el marco de las protestas contra el Gobierno del presidente Daniel Ortega comenzó este domingo en la capital de Nicaragua en medio de una fuerte presencia policial y la inesperada concentración de un grupo de sandinistas.

La protesta opositora de este domingo se realizó un día después de que miles de seguidores del gobierno marcharon en la capital para apoyar al gobierno Ortega. (Foto Prensa Libre: EFE)
La protesta opositora de este domingo se realizó un día después de que miles de seguidores del gobierno marcharon en la capital para apoyar al gobierno Ortega. (Foto Prensa Libre: EFE)

Los manifestantes, convocados por los padres de familia de los reclusos, citaron a esa marcha para reclamar su libertad, en medio de la crisis sociopolítica que ha dejado centenares de muertos desde abril pasado.


Durante la marcha, los manifestantes, que en su mayoría cargaban globos y banderas de Nicaragua, gritaron consignas y clamaron por la liberación inmediata de los que, según los opositores, son “presos políticos” detenidos por mostrar su desacuerdo con el Gobierno.
Manifestantes reclaman libertad para los detenidos en protestas contra el Gobierno. (Foto Prensa Libre: EFE)

No obstante, el mandatario negó en una entrevista reciente, que en el país hubiera presos políticos y afirmó que los encarcelados son personas que cometieron diversos delitos.

“Que no haya un muerto más, por favor. Queremos la paz. Ustedes son nuestros hermanos”, clamó uno de los manifestantes a los sandinistas, quienes se encontraban escoltados por decenas de agentes de la Policía Nacional.
“¡Libertad, el pueblo unido jamás será vencido!”, coreó la multitud.

“No tenemos miedo, queremos la libertad de los presos políticos y elecciones anticipadas”, dijo la manifestante María José, de 57 años.

Por su parte, los sandinistas rehusaron explicar a la prensa por qué estaban en el lugar que los opositores habían elegido para arrancar la protesta y se negaron a hablar ante los micrófonos para brindar su versión o su opinión respecto a la actual situación de Nicaragua.

Sandinistas se hicieron presentes en la marcha (Foto Prensa Libre: AFP)

Según diferentes organismos humanitarios, al menos 135 personas fueron detenidas en el marco de las protestas, pero “podrían ser” entre 400 y 500 si se incluye a personas desaparecidas.

La mayoría de los detenidos enfrentan diversos procesos judiciales acusados principalmente de terrorismo.

La oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) ha responsabilizado al Gobierno de “más de 300 muertos”, así como por ejecuciones extrajudiciales, torturas, obstrucción a la atención médica, detenciones arbitrarias, secuestros, violencia sexual, entre otras violaciones a los derechos humanos.

Las manifestaciones contra Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, comenzaron el 18 de abril pasado por unas fallidas reformas de la seguridad social y se convirtieron en una exigencia de renuncia del mandatario, después de once años en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción.

Contenido Relacionado

> Daniel Ortega desafía a EE.UU. y lo conmina a no meterse con la crisis nicaraguense
> Nicaragua cumple tres meses de crisis sociopolítica que deja más de 350 muertos
> Por estas razones inversionistas guatemaltecos congelan negocios en Nicaragua