Morales reconoce que director general de Lamia fue piloto presidencial

El presidente de Bolivia, Evo Morales, reconoció este que el director general de Lamia, aerolínea boliviana que tuvo un accidente en las cercanías de Medellín con 77 personas a bordo en uno de sus aviones, fue piloto presidencial e incluso “desde dirigente”, y desconocía que la compañía tuviera matrícula boliviana.

Gustavo Vargas, director general de la aerolínea Lamia. (EFE).
Gustavo Vargas, director general de la aerolínea Lamia. (EFE).

En una conferencia de prensa en el Palacio de Gobierno, Morales dijo que lo reconoció como su piloto y relató que también lo fue “en tiempos de confinamiento” .

El mandatario recordó que, cuando era dirigente sindical y en una ocasión terminó de negociar con el Gobierno el fin de varios bloqueos de caminos, lo llevaron en una avioneta al Chapare  (Cochabamba, centro, zona de campesinos cocaleros de los que Morales fue máximo dirigente sindical) para levantar las movilizaciones.

 El general Gustavo Vargas, quien era piloto de la Fuerza Aérea Boliviana, la aviación militar, dirigió ese vuelo.

“Ahora nos informamos que estaba no sé si de representante legal, se investigaba que su hijo estaba trabajando… que se investigue ese tema” , pidió Morales.

El presidente se refiere a la circunstancia de que otra persona llamada Gustavo Vargas formaba parte del directorio de la Dirección General de Aeronáutica Civil  (DGAC) , organismo regulador de la aeronáutica boliviana y responsable de otorgar licencias de vuelo, como director del registro aeronáutico nacional.

La relación entre las dos personas está documentada en redes sociales y supuestamente serían padre e hijo, según han señalado varios medios locales.

Morales dijo que “ninguna familia”  suya está en el Gobierno.

“Si alguien porque ha sido piloto, si alguien se acerca al Evo, se aprovecha de eso, pues tiene que ser investigado lamentablemente” , aseveró el mandatario.

Morales recordó que vio los aviones de Lamia en el aeropuerto de Cochabamba  (no precisó cuándo) y preguntó por ellos.

“Me decían que eran venezolanos y estaban en mantenimiento” , rememoró.

Dijo que le pareció extraño que después de dos meses siguieran en mantenimiento y preguntó a algunas autoridades que por qué no los compraba la aerolínea estatal Boliviana de Aviación  (BoA) si Lamia no los movía.

“Yo no sabía que (los aviones de Lamia) tenían autorización, no sabía que (Lamia) era una empresa con matrícula boliviana” , dijo el mandatario.

Añadió que “tiene que ser investigado cómo se legaliza, cómo se constituye la empresa, como (se dan) las licencias correspondientes” .

Morales lamentó la suerte de las víctimas mortales del accidente, que llevaba a casi toda la plantilla y junta directiva del club brasileño de fútbol Chapecoense, que iba a disputar la final de la Copa Suramericana en Medellín contra Atlético Nacional de Colombia.

Reiteró que va a haber una investigación que, tal y como anunció el jueves el ministro de Obras Públicas, Milton Claros, afectará a los permisos de vuelo de Lamia y al capital de la compañía.

“Se va a hacer una profunda investigación entre DGAC y AASANA”, afirmó.

DGAC está encarga de la supervisión técnica de los aviones, mientras que la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea  (AASANA) es la entidad que debe aprobar los planes de vuelo.

Por el momento se presume que la causa del fatal accidente fue la falta de combustible de la nave, un tema que Morales no valoró por su carácter “técnico”.