Mueren la mujer embarazada y su bebé tras ataque ruso a hospital materno en Ucrania

La bloguera ucraniana Mariana Vishegirskaya, herida en el bombardeo ruso de un hospital materno-infantil en la ciudad ucraniana de Mariúpol y su bebé fallecieron según informaron medios internacionales.

Publicado el
Sergiy Kyslytsya
Fotografía cedida por la ONU donde aparece el representante permanente de Ucrania, Sergiy Kyslytsya, mientras muestra una foto de la bloguera ucraniana Mariana Vishegirskaya en el hospital de la ciudad de Mariúpol. (Foto Prensa Libre: EFE)

La bloguera ucraniana Mariana Vishegirskaya, de 26 años y quien se hizo famosa al ser fotografiada abandonando el hospital bombardeado de la ciudad de Mariúpol en avanzado estado de gestación, dio a luz a una niña la noche del jueves 10 de marzo, informó el embajador de Ucrania en la ONU, Sergiy Kyslytsya.

La bebé fue bautizada como Veronika y los primeros reportes indicaron que se encontraba estable, información que validó el embajador Kyslytsya ante el Consejo de Seguridad de la ONU.

De acuerdo con los medios internacionales, Mariana Vishegirskaya había sobrevivido al ataque ruso contra el hospital materno infantil de Mariúpol. Sin embargo, este lunes 14 de marzo se reveló que tanto ella como su bebé murieron el sábado 12.

Aunque la sesión del Consejo estaba dedicada a la supuesta producción de armas biológicas en Ucrania, el tema de la bloguera salió a relucir por parte, primero, del embajador ruso, Vasili Nebenya, quien dijo que en la guerra de información sobre Ucrania “se ha mostrado una imagen falsa de una bloguera ucraniana” y aludía a “dos imágenes distintas” de esa persona como parte de “la campaña sucia” que sufre su país.

En días pasados, Rusia ha tratado de desmentir que esa mujer, una joven relativamente conocida en su país, estuviera en el hospital y lo presentó como una prueba más de la guerra de información.

Lea también: Rusia y Ucrania: las razones por las que el gobierno de Moscú nunca optó por entrar en la OTAN

Al embajador ruso le respondió su colega ucraniano, quien mostró en su tableta las primeras fotos de la bebé recién nacida. “(Mariana) tuvo una niña muy sana anoche, se llama Veronika, aquí está con su padre”, dijo ante los diplomáticos del Consejo.

“No importa cuántas mentiras pueda contar Rusia sobre ella y sobre este incidente. No nos importa lo que diga Rusia, no tiene el menor valor”, resolvió Kyslytsya.

Lea más: “Le dispararon en el cuello y nos separamos”: El testimonio del fotoperiodista que acompañaba a reportero que murió en un ataque armado en Ucrania