Oficialista Carlos Alvarado gana las elecciones en Costa Rica

El candidato oficialista del Partido Acción Ciudadana (PAC), Carlos Alvarado, ganó hoy las elecciones de segunda ronda en Costa Rica con el apoyo del 60,66 por ciento de los votante, escrutadas el 90,62 por ciento de las mesas de votación.

El candidato Carlos Alvarado ganó en las elecciones. (Foto, Prensa Libre: EFE)
El candidato Carlos Alvarado ganó en las elecciones. (Foto, Prensa Libre: EFE)

El Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) de Costa Rica brindó el primer informe de los resultados dos horas y media después del cierre de los centros electorales.

Anunciando al oficialista, Carlos Alvarado, como el ganador del balotaje presidencial de Costa Rica.

El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, emitió su voto en la segunda ronda que se celebra hoy y pidió al país superar las diferencias de la campaña política para trabajar “en unidad”.

“Es tiempo de unidad, de cariño y volver otra vez a las mejores tradiciones costarricenses de respeto, inclusión y que le vaya bien al país”, declaró el mandatario tras votar en un centro educativo de San José.

Solís, quien concluirá su mandato el próximo 8 de mayo, hizo un llamado para que la gente salga a votar en esta “fiesta cívica” y para “que se ponga fin a las odiosas manifestaciones en redes sociales” y se trabaje por un país más unido.

“Debemos entender que este es el final del proceso electoral y lo que viene ahora es una etapa en la que un país debe estar unido. Una vez que termina el proceso es tiempo de reconciliación y de darnos la mano para buscar el bienestar del mayor numero”, expresó Solís.

Cierre de urnas

Las mesas de votación que fueron instaladas en el territorio nacional fueron cerradas a las 18:00 hora local de este domingo tras 12 horas de jornada electoral, en la que el TSE reportó una buena afluencia de electores y ningún incidente de gravedad.

Tras el cierre, el ente electoral inició el recuento de votos y se estima que brinde los primeros resultados a las 20:00 horas local.

El tribunal informó que “no hay incidentes significativos” y que la jornada electoral transcurrió con absoluta normalidad, en un clima general de respeto y de tolerancia por la opinión de los demás.

Campaña política

En la segunda ronda participan el candidato del oficialista del Partido Acción Ciudadana, Carlos Alvarado, y el aspirante del evangélico conservador, Fabricio Alvarado.

Durante la campaña se ha visto un tono elevado de crítica e insulto entre los simpatizantes de ambos partidos, especialmente en redes sociales, en ámbitos que van desde lo político, social y académico hasta lo religioso.

El presidente Solís aseguró que le deja a su sucesor “un país mejor” del que recibió y estará disponible para el ganador de los comicios con el fin de garantizar “una transición lo más ordenada posible”.

“Dejo un país mejor, con avances importantes, con tranquilidad económica, se ha reducido la pobreza. Estamos todavía enfrentando muchos desafíos que se deben atender en un proceso sucesivo, que no se resuelven en 4 años, y que posiblemente no podrá resolver el próximo gobierno”, manifestó Solís.

Costa Rica va polarizada a las urnas a escoger a su futuro presidente

Fabricio Alvarado del Partido Restauración Nacional (RN) y  Carlos Alvarado, candidato del gobernante Partido Acción Ciudadana (PAC),se disputarán este domingo, en segunda vuelta, la presidencia de Costa Rica. (Foto, Prensa Libre: EFE)

Unas 3.3 millones de personas están convocadas a las urnas en la segunda ronda electoral entre dos candidatos jóvenes y periodistas, que también comparten apellido aunque no son familia.

Fabricio Alvarado, un exdiputado de 43 años, es postulado por el conservador Restauración Nacional (RN), una agrupación nacida de las iglesias neopentecostales; y Carlos Alvarado, un exministro de Trabajo de 38 años, es candidato del gobernante Partido Acción Ciudadana (PAC).

“Es la primera vez que se polariza una elección en Costa Rica entre temas religiosos y de derechos humanos”, comentó el analista Gustavo Araya, de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso).

Fabricio Alvarado surgió como un candidato viable por su oposición al matrimonio homosexual, luego de que la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) se pronunciara en enero a favor de las uniones entre personas del mismo sexo en respuesta a una consulta del gobierno costarricense.

Por el contrario, Carlos Alvarado ha defendido esas uniones, se ha pronunciado a favor de un estado laico y por una agenda de derechos humanos.

Una encuesta del Centro de Investigación y Estudios Políticos reveló un empate entre los dos aspirantes, con 43% para el aspirante evangélico y 42% para el exministro entre personas decididas a votar.

Ascenso y preocupación

La presencia de un candidato surgido de las iglesias neopentecostales, que han proliferado en América Latina, despertó temores de un retroceso en materia de derechos, en un país que se precia de ser el más progresista de América Central.

“En el rutilante ascenso de Fabricio Alvarado en Costa Rica hay una señal de los caminos a los que puede conducir el desencanto político en América Latina”, escribió en el diario The New York Times el ex vicepresidente costarricense Kevin Casas, investigador del grupo Diálogo Interamericano, en Washington.

Acotó que “los electores han encontrado atractiva una figura religiosa que proponga el retorno a las certezas morales que se han diluido en tiempos de relativismo, ambigüedad ideológica y oportunismo”.

Por el contrario, el excandidato presidencial Antonio Álvarez, del tradicional Partido Liberación Nacional (socialdemócrata), dio su adhesión al aspirante evangélico por considerarlo capaz de unificar fuerzas en la Asamblea Legislativa.

Lea además: Primera vuelta fue en febrero, evangélico Fabricio Alvarado y oficialista Carlos Alvarado van a balotaje en Costa Rica

La presidencia de Fabricio Alvarado “puede abrir un gran espacio a la gobernabilidad, ya que puede alcanzar por primera vez una fuerte mayoría legislativa para tomar decisiones que urgen a Costa Rica”, dijo Álvarez en un video divulgado el pasado jueves en sus redes sociales.

Pese a la larga campaña electoral, con decenas de entrevistas y debates, muchos votantes aún se preguntan por quién votar.

“Ambos candidatos para nosotros son desconocidos, es muy poco lo que sabemos de ellos. Ya estamos pensando en alguien nuevo, que sea una persona del pueblo, que sepa ir a hacer las compras al supermercado, que sepa cuánto vale un litro de gasolina”, comentó Ricardo Montoya, de 41 años, controlador de una empresa de autobús.

En la primera ronda electoral, el 4 de febrero, Fabricio Alvarado fue el candidato más votado con 24.9%, y Carlos Alvarado consiguió 21.6%. La ley electoral de Costa Rica requiere un mínimo de 40% de los votos para ganar en la primera ronda.

Lea también: 

El “shock religioso” que puso al predicador de una iglesia evangélica como favorito para las elecciones de Costa Rica

¿Quiénes son los hombres más ricos de Centroamérica y por qué es tan difícil saber a cuánto ascienden sus fortunas?