Panamá abrirá su espacio aéreo la próxima semana

El país centroamericano ha estado cerrado desde el 22 de marzo, los que dejó a su aerolínea estatal, Copa Airlines, sin poder operar.

Un avión de Copa Airlines es visto en una pista mientras otro aterriza del aeropuerto internacional de Tocumen, el 22 de marzo de 2020.  (Foto Prensa Libre: La Voz de América)
Un avión de Copa Airlines es visto en una pista mientras otro aterriza del aeropuerto internacional de Tocumen, el 22 de marzo de 2020. (Foto Prensa Libre: La Voz de América)

La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA por sus siglas en inglés) dio a conocer a finales de la semana pasada que, Panamá abrirá su espacio aéreo el 22 de julio. Con la apertura se habilitaría nuevamente el aeropuerto Tocumen que sirve como aeropuerto para las conexiones entre América del Sur y América del Norte.

Peter Cerdá, vicepresidente regional de IATA para las Américas, dijo que el Panamá esta listo para abrir nuevamente y que “ha establecido los protocolos sanitarios correctos para comenzar a volar”.

Durante los últimos meses, el Aeropuerto Internacional de Tocumen ha permanecido cerrado al público. Sin embargo, Copa Airlines ha operado algunos vuelos humanitarios que han permitido que el centro se mantenga operativo.

La aerolínea nacional está entrenando a su fuerza laboral para que esté lista cuando el espacio aéreo finalmente esté abierto. Además, ha dicho que no comenzará a volar el 23 de julio, sino hasta el 7 de agosto.

Panamá creará un corredor de salud

Debido a la importancia estratégica del aeropuerto Tocumen, el gobierno panameño planea crear un corredor de salud para vuelos humanitarios.

Según el sitio de noticias Simple Flying, Panamá está buscando crear una zona exclusiva dentro de Tocumen para recibir vuelos humanitarios antes de volar a otro lugar.

Los pasajeros que aterrizarían en este “mini centro humanitario” no tendrían que pasar por la aduana mientras esperaban su próximo vuelo, dijo Luis Francisco Sucre, Ministro de Salud en Panamá.

Raffoul Arab, gerente del aeropuerto, dijo que el mayor desafío es mantener a Tocumen como un centro líder en la región. Agregó que el aeropuerto tiene un plan de bioseguridad aprobado bajo las regulaciones internacionales.

Si Panamá comenzara este centro humanitario, podría ayudar a las personas a regresar a sus hogares si están varadas en países latinoamericanos con baja conectividad.

¿Qué pasa con los empleados cesados?

La semana pasada, el Aeropuerto Internacional de Tocumen anunció la suspensión de un número indeterminado de empleados debido a la crisis generada por el COVID-19.

La reducción temporal de personal durará al menos 30 días, explicó el aeropuerto en un comunicado. Sin embargo, la medida pudiera extenderse.

“Esperamos que cuando el Gobierno levante la prohibición de vuelos internacionales, (…), podamos establecer, todos juntos, las actividades que ocurrieron diariamente en el Aeropuerto Internacional de Tocumen” citaba el documento.

De acuerdo con el gobierno panameño no debería haber más del 25% de la fuerza laboral en ningún momento durante la pandemia en el aeropuerto.