Papa Francisco suspende los procesos judiciales en el Vaticano por el coronavirus

La decisión del Vaticano no se aplica a las investigaciones judiciales ya en curso.

El Papa Francisco dirigió su oración del Ángelus dominical desde la ventana de su oficina con vistas a la Plaza de San Pedro en el Vaticano. (Foto Prensa Libre: EFE)
El Papa Francisco dirigió su oración del Ángelus dominical desde la ventana de su oficina con vistas a la Plaza de San Pedro en el Vaticano. (Foto Prensa Libre: EFE)

El papa Francisco ha suspendido los procesos judiciales en el Estado de la Ciudad del Vaticano hasta el 3 de abril para contener el coronavirus, aunque no se detendrán las investigaciones, informó hoy la Santa Sede.

La disposición de suspender los procesos en el Estado vaticano, datada el 18 de marzo, no se aplica a las investigaciones judiciales ya en curso, se lee en un comunicado oficial.

Quedan por contra suspendidos hasta la mencionada fecha los términos de prescripción de los eventuales delitos.

La medida del papa no se aplica en casos urgentes y se establecen cuatro excepciones, la primera en procesos civiles en los que las partes aleguen que un retraso provocaría “graves prejuicios”.

Otra excepción es en los procedimientos penales que se haya iniciado la primera instancia, en los dirigidos contra personas ya detenidas o con medidas de privación de la libertad o en los caso en que haya una “urgente” e impostergable necesidad de recabar pruebas.

El presidente del Tribunal podrá además limitar la entrada a las oficinas judiciales y su horario de apertura, y regular los accesos previa autorización, así como permitir la celebración de audiencias a puerta cerrada en las mencionadas excepciones.

Francisco ordenó estas medidas al sustituto para los Asuntos Generales de la Secretaría de Estado, monseñor Edgar Peña Parra, para “combatir la emergencia de la pandemia del coronavirus y contener sus efectos negativos” en las actividades judiciales.

La orden entrará en vigor “inmediatamente”, en cuanto sea publicada en el diario “L’Osservatore Romano”, previsiblemente en el número de mañana, pues hoy es la fiesta de San José en el Vaticano.

Una de las investigaciones en curso en la oficina del Promotor de Justicia (fiscal vaticano) tiene que ver con presuntas irregularidades financieras e inmobiliarias y ya ha supuesto la suspensión de empleo y sueldo de cinco funcionarios.

El papa Francisco está tomando medidas para frenar la difusión del coronavirus, que en Italia ya ha contagiado a 35.713 personas y causado la muerte a 2.978, según el último balance.

Por ejemplo no celebra sus audiencias y misas con fieles, sino que las retransmite por los medios de comunicación, y se estudia el modo en que se celebrará la Semana Santa. La Prefectura de la Casa Pontificia ha adelantado que será sin congregar a los fieles.

Por el momento en el Estado de la Ciudad del Vaticano se ha registrado un contagiado, inmediatamente aislado en el hospital Gemelli de Roma.