Por qué el plasma convaleciente no sería eficaz para todos los casos graves de covid-19

La revista científica MedRxiv reveló que los resultados eficaces se dan dependiendo de la condición del paciente y del momento en el que se suministra el plasma.

Publicado el
Mientras diferentes tratamientos se aplican contra el covid-19, en el mundo hay varios estudios para hallar vacuna contra el coronavirus. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Mientras diferentes tratamientos se aplican contra el covid-19, en el mundo hay varios estudios para hallar vacuna contra el coronavirus. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El plasma de pacientes recuperados ha surgido como una alternativa para combatir el coronavirus mientras farmacéuticas alrededor del mundo corren por encontrar una vacuna.

El plasma de pacientes recuperados ha surgido como una alternativa para combatir el coronavirus mientras farmacéuticas alrededor del mundo corren por encontrar una vacuna.

Aunque todavía está en fase de experimentación, se ha escuchado en las últimas semanas el método de uso de plasma convalecientes de pacientes recuperados del covid-19.

Por ejemplo, el Seguro Social de Salud (EsSalud) de Perú, anunció el 3 de julio último que inició una investigación para hallar una posible cura al coronavirus con plasma convaleciente.

Esta técnica, que ya se ha aplicado en otras pandemias, consiste en una transfusión del plasma de un paciente recuperado de covid-19 a otro que todavía no ha vencido el virus, con el objetivo de que así pueda adquirir los anticuerpos de la otra persona.

“Si bien aún no encontramos la cura para el coronavirus, el estudio permitirá evaluar si el uso del plasma convaleciente funciona y surte efecto en la recuperación del paciente infectado”, explicó Arturo Sagástegui, jefe del Banco de Sangre del hospital Rebagliati de dicho país.

¿Qué es?

El plasma es una parte de la sangre que queda cuando, al extraerla, decantan los glóbulos rojos y blancos. La parte líquida, sin células, que suele ser de tono amarillo, es el plasma.

Cuando una persona se infecta con un virus, patógeno o microorganismo que lo enferma la primera respuesta parte del sistema inmune. Este produce anticuerpos con las células de los glóbulos blancos.

De esa cuenta, la publicación de Medrxiv aseveró que la detección de anticuerpos y la priorización del plasma en los grupos de riesgo con la reciente aparición de síntomas es clave para identificar a los pacientes que se puedan beneficiar del método en cuestión, mientras que aquellos con la enfermedad más crítica y avanzada no sería beneficioso.

La investigación se basó en un ensayo que comparó aleatoriamente el plasma convaleciente con la terapia estándar de atención a personas infectadas en los Países Bajos.

De los pacientes diagnosticados, 53 de 66 tenían anticuerpos anti-SARS-CoV-2 al inicio del estudio. Mientras que una prueba mostró anticuerpos neutralizantes en 44 de 56 pacientes evaluados.

El covid-19 no tiene un tratamiento específico, pero hay pruebas que apuntan a que los ensayos deben centrarse en cuatro tipos, el plasma convaleciente es uno de ellos, y los otros tres son antiviral, antiinflamatorio y antitrombótico.

Incluso, El Salvador, Costa Rica y Panamá han avanzado en la implementación del plasma para tratar a los contagiados de coronavirus.