Qué hizo Dinamarca para ser el primer país europeo en detener el covid-19

Cuando el coronavirus fue detectado en suelo europeo, en Italia, el gobierno de Dinamarca no perdió tiempo e implementó acciones para evitar contagios y ahora ha levantado todo tipo de restricciones y volvió a la normalidad.

Publicado el
Dinamarca tiene uno de los índices de vacunación del mundo. (Foto Prensa Libre: EFE)
Dinamarca tiene uno de los índices de vacunación del mundo. (Foto Prensa Libre: EFE)

La pandemia generada por el coronavirus ha impactado en todo el mundo y algunos países han sido afectados grandemente por el número de contagios y muertes; sin embargo, algunas naciones han tomado medidas que les permitieron frenar el virus y en algunos casos detenerlo.

Tal es el caso de Dinamarca que gracias a las acciones que tomó al conocer que el covid-19 había llegado a Europa, logró ser la primera nación de ese continente en detener el virus.

¿Cómo lo logró?

Dinamarca tiene una población de 5 millones 840 mil habitantes y tiene una densidad de población de 136 habitantes por kilómetro cuadrado. Desde que las autoridades danesas se percataron de la presencia del covid-19 en Europa, optaron por imponer un restrictivo confinamiento, un estricto sistema de rastreo de contactos de personas contagiadas por el virus.

El país no confinó a su población ni impuso uso de mascarillas en exteriores, pero sí aprobó un amplio cierre de la vida económica y social durante la primera y segunda ola.

Otro aspecto que ayudó en Dinamarca es que se hicieron pruebas masivas para detectar covid-19 y también la secuenciación de pruebas.

Vacunación alta

Las autoridades no solo se concentraron en imponer medidas de contención, sino que también se adelantaron para poder obtener rápidamente las vacunas y cuando estuvieron disponibles las aplicaron masivamente.

Este país posee una de las cifras de vacunación más altas en el mundo: el 75.7 % de la población total ha iniciado el proceso (más del 86 % de los mayores de 12 años) y el 73.1 %, lo ha completado, según los últimos datos oficiales.

Hace tres semanas, después de 548 días, Dinamarca levantó todas las restricciones que quedaban

El regreso a la normalidad ha sido paulatino en ese país, las mascarillas en el transporte público ya no fueron obligatorio desde el 14 de agosto. El 1 de septiembre se quitaron las limitaciones para reuniones públicas y dejó de ser obligatorio mostrar el pase digital en restaurantes, estadios, peluquería o gimnasios o peluquería.

A partir del 9 de septiembre dejó de requerirse la presentación el carné de vacunación para  ingresar a clubes nocturnos, con lo que se volvió el último resguardo contra el virus en caer.