Quién tomará las riendas del cartel de Sinaloa después de la condena del “Chapo” Guzmán

El “Chapo” fue declarado culpable este martes en Nueva York de los 10 delitos de los que era acusado por liderar un imperio criminal que traficó toneladas de drogas a EE. UU. durante 25 años. Según las leyes estadounidenses, enfrentará cadena perpetua obligatoria cuando se dé a conocer su sentencia el 25 de junio. Pero ¿quién tomará su lugar?

El hijo pródigo, fundador del poderoso cartel de drogas que lleva el nombre del estado, volvería y sería encumbrado nuevamente por los pobladores que lo describen cual si fuera una deidad.

En su natal Badiraguato se le rinde culto con canciones, conocidas como “narcocorridos”, y también con fotografías y frases que citan al famoso capo de 61 años.

Si volviera, sería un alivio, dicen los pobladores, porque cuando estaba no había pobreza ni violencia. Era, describen, como un territorio con un autogobierno no reconocido y un mandatario dadivoso.

“Desde que ya no está el señor Chapo hay más pobreza, y la gente se tiene que bajar (de la sierra), porque está más canija… más dura la cosa”, dice Jorge Valenzuela, un poblador de Potrero de Bejarano, comunidad que colinda con el estado de Chihuahua.

“Él repartía dinero a la gente, le daba para sembrar, para que comprara cosas, ya no hay nadie que haga eso”, agrega Valenzuela desde este pueblo del llamado Triángulo Dorado, localizado en las montañas del noroeste de México.

Lea también: Sería mejor estar muerto que ir allí: a dónde llevarán al Chapo Guzmán después de su sentencia

Nueve de cada 10 personas que residen en Badiraguato viven en condiciones de pobreza o pobreza extrema, según datos del gobierno mexicano. Es el municipio con más carencias sociales y económicas de Sinaloa.

Sin embargo, respecto de la dirección del cartel de Sinaloa, analistas concuerdan con que su condena no tendrá muchas repercusiones en la organización criminal.

Pese a que el caso ha despertado una fuerte atención mediática por la figura que representa el Chapo -quien logró fugarse en dos ocasiones de penales mexicanos-, la realidad es que no se espera un baño de sangre tras esta (un tanto esperada) decisión judicial.

De facto, el temible capo llevaba sin tener una verdadero control del cartel de Sinaloa desde hacía varios años.

“El Mayo” Zambada es otro de los hombres fuertes del cartel de Sinaloa. (Foto: Hemeroteca PL)

En julio de 2015 protagonizó una fuga de película a través de un túnel en el penal del Altiplano que, pese a concederle la libertad, lo obligó a vivir prácticamente en la sombra y a limitar sus movimientos.

Fue atrapado de nuevo unos meses después y, finalmente, extraditado a Estados Unidos en enero de 2017, desconectándolo definitivamente de las redes criminales mexicanas.

“Estrictamente, Guzmán tenía años de no poder operar perseguido por el Gobierno y por sus enemigos. Su sentencia no va a tener mayores consecuencias en las organizaciones criminales”, dijo este martes el especialista en seguridad nacional Javier Oliva, académico de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El veredicto, que llega tras 56 testimonios, no ha de cambiar tampoco la estructura del cártel de Sinaloa, que sigue siendo uno de los más poderosos del país y ha padecido duros choques de otras organizaciones criminales, como el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Además: El Chapo pagó por sexo con niñas, según documentos judiciales que él niega

Para el analista de seguridad Alejandro Hope, el capo ya no era una “factor de violencia” en el país y tampoco ostentaba control en esta organización criminal.

Para los analistas, es incierto y complejo quien maneja el liderazgo de la organización, aunque concuerdan que esta se ha fragmentado.

El territorio de siembra fue peleado por distintos grupos, uno liderado por Aureliano Guzmán, hermano del “Chapo”, otro por Iván Archivaldo y Jesús Alfredo Guzmán Salazar, sus hijos, y uno más por un hombre llamado Héctor Román, sin olvidarse del “compadre” del capo, el “Mayo” Zambada.

En la sierra de Badiraguato sigue produciéndose droga. Permanecen hombres armados y una autoridad paralela que reta, incluso, a las fuerzas del gobierno.

Circulan, sin pudor, con fusiles en los hombros, radios de alta frecuencia, camionetas blindadas y ropa con el número 701, que alude al puesto en que la revista Forbes situó a Guzmán en su lista de los hombres más ricos del mundo en 2009.

En Badiraguato no hay mansiones ni lujos visibles. Impera la pobreza. Con Guzmán, sin embargo, sus habitantes nunca se sintieron desprotegidos pese a las carencias. Siempre estuvo el “Chapo”, afirman.

Autoridades dicen que la violencia se ha disparado en Sinaloa. (Foto: Hemeroteca PL)

Contenido relacionado

> Esta no es su guerra: capturan a guatemalteco en México por amenazar a AMLO en una narcomanta

> La esposa del Chapo Guzmán le expresa su amor tras el final del juicio en EE. UU.

> MP vincula al alcalde de Nueva Concepción y colaboradores a una célula del narcotráfico

0