“Tres días que detuvieron al mundo”, el documental que revela cómo China trató de encubrir gravedad del brote de coronavirus

El documental “Tres días que detuvieron al mundo” que confirma que China quiso minimizar el brote de coronavirus. (Foto YouTube Al Jazeera)
El documental “Tres días que detuvieron al mundo” que confirma que China quiso minimizar el brote de coronavirus. (Foto YouTube Al Jazeera)

Lo que muchas personas y gobiernos se temían cuando comenzó el brote de coronavirus en la ciudad Wuhan, de China, parece que finalmente sí ocurrió. O al menos eso evidencia el documental “3 días que detuvieron al mundo”, que muestra imágenes inéditas que se filmaron en esa ciudad los primeros días de la pandemia y detalla muestran a las autoridades chinas que usaron la represión para encubrir la gravedad de los casos.

Las imágenes las grabaron dos periodistas chinos entre el 19 y 22 de enero y en ellas se evidencia que mientras la ciudad estaba en pánico por el coronavirus pues los casos iban en alza y los hospitales ya estaban abarrotados.

Los periodistas Chen Wei y Yang Jun, que usan seudónimos por razones de seguridad, estuvieron en Wuhan días antes del confinamiento total y allí recogen lo que vivieron en esos días.

Según el reporte, en esos días, el gobierno Chino daba información limitada sobre el brote, que oficialmente decían que era de unos cientos los enfermos, pero ya habían cerrado el mercado de Wuhan, que se cree comenzó el brote.

Lea también: Coronavirus: cuál es la diferencia entre mutaciones, variantes y una cepa

El relato hace referencia a que ninguna autoridad en China, ni en la ciudad, dieron información sobre la gravedad del SARS-CoV-2 ni permitían a los medios documentar lo que ocurría y eso dejó a ese país, y al resto del mundo, sin información real de la gravedad de la enfermedad.

Los videos también dan cuenta que ni los periodistas de medios oficiales, que tenían permiso local, pudieron hacer su trabajo, pues la Policía les bloqueó todo tipo de información.

“No puedo informar con libertad. Mientras las instituciones gubernamentales estén involucradas, me siguen y me espían constantemente “, escribió Jun en su diario.

Jun agregó que: “Durante los tres días de mi reportaje en Wuhan, la policía y el personal del hospital me detenían constantemente. Entonces, me di cuenta de la gravedad del virus y de lo delicado y difícil que es informar sobre este tema. Está más allá de mi imaginación“.

Lea además: Coronavirus: nuevo estudio revela cuánto tiempo dura la inmunidad después de un contagio

a imposibilidad de informar y el secretismo de las autoridades tuvieron como resultado que la población no estuviera demasiado preocupada por el brote.

Según el reporte noticioso, este bloqueo informativo originó que la población no estuviera ni informada del virus y no les preocupara.

“El dueño de un puesto me pide que me quite la máscara. Él dice: “Obviamente eres un forastero demasiado preocupado. Todo está bien aquí’”, continuó Jun en su realto.

También se menciona que cuando China puso en aislamiento Wuhan, ya era demasiado tarde, pues el virus ya se había propagado y había pánico  y los hospitales se llenaron de enfermos.

Lea también: Ataúdes en la sala de descanso y filas de espera, una funeraria en Los Ángeles colapsa por el virus

También los festejos del Año Nuevo Chino, que moviliza miles de personas en ese país, favoreció que el virus se extendiera por todo el país y el resto del mundo.

Video del documental “3 días que detuvieron al mundo” que confirma que China quiso minimizar el brote de coronavirus. (Foto YouTube Al Jazeera)