Programa busca empleo para gatos huraños en Filadelfia

Hay gatos que son irrestiblemente adorables, pero también hay algunos huraños y agresivos. ¿Qué hacer con ellos? Ponerlos a trabajar, esa fue la brillante idea de un programa en Filadelfia.

Gary no estaba acostumbrado a estar entre la gente. No le gustaba que lo tocaran, ni que lo miraran. Si alguien se le acercaba, reaccionaba agresivamente. Pero en el programa de adopción Working Cats (“Gatos Trabajando”) ser huraño no es un problema. 

El albergue de la organización Animal Care and Control Team en Filadelfia estableció el programa hace cuatro años para colocar a gatos “inadoptables” –mordedores, intranquilos– en empleos donde controlan la población de roedores en graneros y establos.
Gary era un gato a quien no le gustaba tener contacto con las personas, poco se ha adaptado a su nuevo hogar donde espanta a los ratones. (Foto Prensa Libre: AP)

Recientemente, el albergue expandió el programa para mudar a los gatos a lugares como fábricas y almacenes, como una suerte de control ecológico de plagas. Los felinos están vacunados y les colocan microchips.

Gary ha salvado el negocio de cervezas Bella Vista, donde los ratones mordían las bolsas de papas. (Foto Prensa Libre: AP)

“Parte de la razón por la que los gatos fueron domesticados fue para librarse de roedores”, dijo Ame Dorminy, vocera del albergue. “Nosotros aprovechamos su propensión natural a cazar y lo convertimos en un programa”. 

Este es Spike, otro gato que está al cuidado del programa en Filadelfia y esperan que alguien lo adopte, pese a sus características. (Foto Prensa Libre: AP)