Año 2025: Distopía

Lograron eliminar a potenciales competidores para saciarse  de más. Razonamiento válido de acuerdo con el  supuesto “gen egoísta que todos llevamos dentro”. Cuánta razón tenía Rand, cuánta razón tenía Marx.

El presentador abrió la sesión con una emocionante frase: “¡Lo hemos logrado! El último bastión del estatismo ha caído. Después de Cuba, los norcoreanos abrieron su primer Starbucks y prueban por primera vez la Coca Cola. Lo logramos. Homogeneizamos la cultura mundial. Ahora ya podemos decir que los jóvenes del mundo escuchan lo que queremos que escuchen, ven lo que queremos que vean, hablen de lo que queremos que hablen y sigan hipnotizados frente al computador pinchando botones con un dedo pulgar hacia arriba sin hacer cambios reales. Logramos que indígenas se occidentalizaran y los occidentales se roboticen. Hoy el mundo viste nuestra ropa, come la chatarra que vendemos y son adictos a nuestras bebidas y drogas. “Si no compran Pepsi, comprarán Coca. Son “libres” (risas). Se enferman, pero las farmacéuticas y aseguradoras también nos pertenecen. Al final, el dinero siempre retorna a los aquí presentes”.

Gracias a Cash y John el Predicador logramos posicionar el fanatismo global ¿cristianismo? (risas). Las leyes-mordaza que promovimos neutralizaron a quienes se rebelaban y gracias a nuestra hegemonía mediática mundial y al Ejército de tontos útiles, enquistamos nuestra doctrina económica. ¿”libre mercado”? (más risas). Pero la agenda de hoy es la segunda fase de nuestro proyecto.

La población llegará a 11 mil millones y el mundo sigue calentándose. Para entonces será muy tarde esperar. Por eso, ¡hoy nos comprometemos a eliminar a la mitad de la población mundial! Tomaremos medidas urgentes. Saldrá a la venta el cereal que esterilizará a las nuevas generaciones, la comida rápida con cancerígenos se distribuirá en “días felices” apelando a causas sociales, las bebidas que aceleran la hipertensión patrocinarán al cantautor de moda y los celulares con radiaciones se distribuirán masivamente. Según los cálculos, para el 2050 respiraremos tranquilos. ¡”El mundo es finalmente nuestro!”.

…Con abundante comida y bebida orgánica, el 0.1% celebró su triunfo: La utopía del poder absoluto.

Samperez1@gmail.com