Eclipse

Algunos pasajes no contados de la historia

Archivado en:

CeriguaIleana Alamilla

Noticias, análisis, reportajes, artículos de opinión, servicios especiales, entrevistas, revelaciones exclusivas, información relevante que no podía ser transmitida por los medios nacionales, son algunos de los productos informativos y de análisis que el Centro de Reportes Informativos sobre Guatemala (Cerigua) publicó durante los primeros años de su funcionamiento fuera del país, la mayor parte desde México, dadas las condiciones de represión y falta de espacios que entonces prevalecían en Guatemala.

La primera nota, el 8 de agosto de 1983, fue el golpe de Estado de Mejía Víctores a su homólogo Efraín Ríos Montt, con lo que la “pequeña agencia informativa”, como la calificaron algunos columnistas guatemaltecos, le empezó a ganar el pulso y a contrarrestar la desinformación oficial, abriendo espacios en importantes medios internacionales que buscaban información que no tenían otras fuentes.

La violencia desenfrenada que provocó inmenso sufrimiento a la población, los secuestros, las desapariciones forzadas, las masacres, ocuparon importantes espacios en el trabajo de Cerigua. Giras internacionales, visitas a numerosos medios, a misiones diplomáticas, a comités de solidaridad, escritores y periodistas interesados en la situación de Guatemala fue también un aporte nuestro.

El reportaje Guatemala en la ruta del desierto, producido en 1993, alertó sobre la grave situación de alteración del medio ambiente, debido a la quema de bosques para “quitarle el agua al pez”, según la estrategia contrainsurgente.

El propósito de su creación fue difundir información de la realidad que no era posible conocer dada la censura y autocensura impuesta a los periodistas por el Estado, a través del Plan Nacional de Seguridad y Desarrollo.

Periódicos y radios de Estados Unidos, Canadá, Europa y de otros países tomaron información de Cerigua y nos entrevistaron, a pesar de que se intentó, sin resultados, desacreditar lo que estábamos afirmando. Medios históricos guatemaltecos también usaron como fuente nuestras noticias.

Durante más de una década, Cerigua publicó un servicio semanal en inglés, Weekly Briefs, y uno en alemán que se distribuyeron por suscripción en Estados Unidos, Canadá, Alemania, Suiza y Austria, producido por norteamericanos y alemanes que contribuyeron a generar interés en la situación del país.

Es hasta época reciente que se han difundido ampliamente hechos ocurridos durante ese período dramático, con lo que se certifica que lo que Cerigua informó era verídico.

Del conflicto armado interno se difundió una visión alternativa a la impuesta por el ejército. Y durante las negociaciones de paz fuimos los únicos que dimos seguimiento sistemático a este proceso.

Los refugiados en México, que debieron caminar por la selva petenera, encontraron en Cerigua un aliado para acompañarlos en su estrategia de Retorno Colectivo y Organizado.

En la actualidad, Cerigua no solo sigue vigente, sino que su credibilidad la ha posicionado como un referente nacional e internacional en el tema de libertad de expresión y de prensa. Ha liderado, junto a las principales entidades nacionales de periodistas, la lucha para que el gobierno acate las recomendaciones del Consejo de Derechos Humanos de la ONU y su propio compromiso de instalar un Programa de Protección a Periodistas.

Los sistemáticos estudios y análisis sobre el estado de situación han despertado el interés incluso de CNN, que nos ha entrevistado.

Treinta y cuatro años después, Cerigua es la única sobreviviente, después del auge que tuvieron las agencias alternativas de prensa en los años ochenta.