Desarrollo de país

2020: carreteras y túmulos, desarrollo y retroceso

José Santiago Molina josesmolinam@gmail.com

Tuve la oportunidad de ir al interior del país del 24 de diciembre al 5 de enero. Me agradó ver rostros felices y sonrientes durante todos esos días. Tuve la oportunidad de conversar con muchas personas y podría resumir que lo que les interesa es que haya oportunidades de estudio, de trabajo y que los servicios que debe proveer el gobierno nacional y el local sean eficientes.

Transité por la carretera de Quetzaltenango a Retalhuleu (Cito 180) y a frontera Tecún Umán, San Marcos (CA-2). Están bien asfaltadas las carreteras, pero nuevamente con túmulos. Los habitantes de la orilla de la carretera construyeron los túmulos. Es realmente difícil entender que en una carretera internacional como la CA-2, quizá la más transitada del país, existan túmulos, y más aún esa cantidad. Entiendo que construir en vía pública es ilegal. Los túmulos constituyen obstáculos para la movilización de los vehículos y no debe ser así. Sin embargo, cuando pregunté a algunas personas del lugar me decían que los tenían que construir porque muchos “choferes” de buses extraurbanos y de transporte pesado pasaban a excesiva velocidad y ya habían atropellado y matado personas. Seguramente algunos vehículos particulares también.

Fue muy notorio ver a tanto motociclista en las carreteras y la inmensa mayoría no usaba casco. Otros circulaban con dos o tres personas y vi hasta cuatro en algún pueblo o ciudad. Peligroso.
Resalto el buen estado de las carreteras. Los dos últimos años del gobierno actual hicieron su trabajo en buena parte del país. El país, para desarrollarse, necesita carreteras en óptimas condiciones. Lo que me pone a pensar es cómo solucionar lo de los túmulos, porque no está bien para los usuarios de la carretera, pero protegen a los habitantes de lugar. ¿Qué ha sucedido y cómo solucionarlo?

Si “choferes” de buses extraurbanos y de transporte pesado, y particulares también, no respetan los límites de velocidad, que no es un tema nuevo, habrá que señalizar mejor en las carreteras esos límites y habrá que diseñar un mejor sistema de seguridad de tránsito que haga cumplir la ley. También habrá que tener a la autoridad local apoyando a quienes corresponde velar con la libre circulación en que no construyan túmulos, y a la vez buscar la protección de la población de otra manera —bardas, malla, pared, pasarela, etc.

Hace unos meses tuve la oportunidad de conversar unos minutos con el presidente electo. Me comentó que en su plan de gobierno incluye construir una autopista por el litoral del Pacífico, lo cual me parece muy bien que se construyan más carreteras y bien planificadas. Después de ver los obstáculos en la CA-2, quizá esa nueva carretera deba construirse entre la CA-2 y el litoral del Pacífico, y no cerca al litoral, y que no pase por aldeas y pueblos, solo que conecte con otras carreteras.

¿Cómo hacemos los ciudadanos de Guatemala para que se puedan construir y reparar carreteras y que a la vez los usuarios respetemos las leyes de tránsito y los habitantes respeten la ley también? ¿Refleja esto lo que acontece en Guatemala en diferentes ámbitos?

Guatemala necesita trabajar en que se respete la ley. Eso es fundamental en todo. En el ejemplo de las carreteras, que sirven para el desarrollo del país, y de los túmulos, que retrasan el desarrollo pero protegen a la ciudadanía, se soluciona educando a la población a respetar la ley y a la autoridad en hacerla cumplir.

Como el ejemplo de las carreteras y los túmulos hay muchos más. Piensen cuáles y verán que hay unos que vamos por un lado y otros que lo quieren detener. Pongámonos de acuerdo en cómo avanzar. Solo invirtiendo para la creación de empleo, invirtiendo en infraestructura y haciendo cumplir la ley podemos avanzar.