Economía para todos

Arquitectura y arte en el Bicentenario

José Molina Calderón josemolina@live.com

Publicado el

La recopilación histórica de dos centurias en la ciudad de Guatemala se encuentra en el Libro 200 años de Historia a través de la arquitectura y el arte, de la Facultad de Arquitectura y Diseño de la Universidad del Istmo. Guatemala 2021. 362 pp. Se publicó en conmemoración del Bicentenario de la Independencia.
Se resume a continuación un extracto del libro, señalando entre paréntesis el número de página.

El prólogo recuerda que el 15 de septiembre de 1821 el Reino de Guatemala se embarcaba en la más ambiciosa y arriesgada empresa de su historia: el camino de la independencia. Los tiempos que antecedieron a este acontecimiento se habían manifestado como convulsos y en muchos de los aspectos del quehacer ciudadano, marcándole una clara tendencia a una renovación ideológica. Esto es evidenciado, entre otras cosas, por el aparecimiento de dos periódicos como La Gaceta de Guatemala, e instituciones dedicadas a promover la cultura como la Sociedad Económica de Amigos del País. (9)

El traslado de la capital de la región a un nuevo asentamiento permitió que se mejorara el diseño urbanístico, con calles de mayor tamaño, y una morfología e imagen de acuerdo al nuevo estilo predominante en el mundo, el Neoclásico (9).

El arquitecto Marcos Ibáñez presentó un segundo proyecto urbanístico en 1778, dando origen al trazo de la Nueva Guatemala de La Asunción. (10)

Se examina la arquitectura y el arte, indicando que el espacio concreto y las manifestaciones artísticas son producto de las condiciones climáticas, sociales, culturales y económicas de cada época. (10)

El Departamento de Investigación de la Facultad de Arquitectura realizó una investigación de cómo sucedieron las expresiones arquitectónicas y artísticas en la ciudad de Guatemala, ciudad en la que se firmó el acta de la independencia. Esas manifestaciones culturales, amarradas irremediablemente a las actuaciones político, económico y sociales, permiten tener una visión completa del desarrollo de la vida cívica en la capital del país, y así entender mejor la cultura de la nación. (10)

Las autoras de los diferentes artículos que componen el libro tienen algo en común: son profesionales que, aunque de distintas disciplinas, han dedicado largos períodos de su vida a profundizar, a través de investigación en el tema que desarrollan, y comparten la pasión de transmitir la historia a las nuevas generaciones a través de la docencia. (10)

El libro se divide en cinco capítulos, detallando la evolución y transformación de cada especialidad del arte: Arquitectura, Escultura y pintura, Muebles guatemaltecos, la moda, el grabado.
Para cubrir los 200 años de historia se desglosa la información en cuatro períodos, cada uno, conformado por 50 años. De la Independencia a la época liberal (1821 – 1871), del período liberal (1871–1921), del Centenario a los gobiernos militares (1921–1971) y por último del claroscuro de los años 70 al bicentenario de independencia (1971–2021). Para el desarrollo de esta investigación las imágenes jugaron un rol importante para evidenciar todo lo descrito.

En el prólogo, la decana Ana María Cruz de García, directora de la investigación, señala que explorar el pasado, sobre todo el más reciente, ayuda a analizar y comprender mejor el sentido de los acontecimientos. El libro da un recorrido secuencial de lo ocurrido en temas de tanta importancia, tal como conocer cómo se habitaba en el espacio y su mobiliario, cómo se vestía y cómo era la expresión de las artes plásticas, lo que permitirá apreciar en toda su magnitud el recorrido de la sociedad capitalina. (10)