Economía para todos

Crisis Arzú-Portillo-Berger

José Molina Calderón josemolina@live.com

Publicado el

Los emprendedores no trabajan en línea recta. A lo largo de 200 años, con motivo del Bicentenario de la Independencia de Guatemala, 1821-2021, se examinan las crisis que se han tenido que superar, hasta llegar al 2020 con el coronavirus.

Álvaro Enrique Arzú Yrigoyen fue presidente de la República de Guatemala del 14 de enero de 1996 al 14 de enero de 2000. Se dieron privatizaciones de empresas del Estado, tales como la Empresa Eléctrica de Guatemala, S.A., dos empresas de distribución del Instituto Nacional de Electricidad Inde y la Empresa Guatemalteca de Telecomunicaciones Guatel.

Dos leyes especialmente tuvieron mucha trascendencia. La Ley de Telecomunicaciones permitió casi instantáneamente el desarrollo de los teléfonos móviles en gran escala, y la Ley de Electricidad que a mediano plazo logró reducir las tarifas de electricidad en un 75%.
El mayor logro político de ese gobierno fue el 26 de diciembre de 1996, al concluirse el enfrenamiento armado interno de 34 años de duración, mediante la firma de los acuerdos de paz entre el Estado de Guatemala y la guerrilla marxista leninista presente en la Unión Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG). El 5 de febrero de ese mismo año, el papa Juan Pablo II había realizado por segunda vez una visita a Guatemala, con el propósito de apoyar las negociaciones de paz en la región centroamericana.

Se otorgó la concesión sobre el servicio público de la carretera CA-9-Sur, autopista Palín-Escuintla, la única carretera que ha tenido mantenimiento rápido y perfecto en las siguientes décadas.

Alfonso Antonio Portillo Cabrera fue presidente de Guatemala del 14 de enero de 2000 al 14 de enero de 2004. Entre las leyes que se aprobaron en su período se encuentran las siguientes: la tercera reforma monetaria y bancaria de Guatemala total, a través de la Ley Orgánica del Banco de Guatemala, Ley Monetaria, Ley de Supervisión Financiera y Ley de Bancos y Grupos Financieros, y Ley del Fondo Fiduciario y de Capitalización Bancaria. También se aprobó la Ley de Libre Negociación de Divisas, que permitió negociar la moneda extranjera sin ninguna limitación y prohibición.

Dentro de esa misma reforma se legalizó el reintegro al Banco de Guatemala de su déficit de operación durante dos décadas en la que había perdido veinte mil millones de quetzales.

Junto a estas leyes se aprobó la Ley contra el Lavado de Dinero y otros Activos, por presiones internacionales.
En 2001 se llevó a cabo una reforma del impuesto al valor agregado (IVA), aumentando la tasa del 10 al 12%.

Óscar José Rafael Berger Perdomo fue presidente de la República del 14 de enero de 2004 al 14 de enero de 2008. En su gobierno se logró la aprobación del Tratado de Libre Comercio Estados Unidos de América (EUA) y lo cinco países de Centroamérica, agregándose también la República Dominicana (TLC-RD-Cafta, en Inglés). La tormenta y huracán Stan arrasaron el país el 5 de octubre de 2005, a lo que siguió una imponente inversión pública para la reconstrucción de los daños en la infraestructura.

Se instaló en el país la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), se construyó la primera fase de la remodelación del Aeropuerto Internacional La Aurora; las remesas familiares de guatemaltecos empezaron a crecer. Se cerraron el Banco del Café y el Banco de Comercio. Se estableció el impuesto extraordinario y temporal en apoyo de los acuerdos de paz (Ietap). Se emitió la Ley Antievasión.