Desarrollo de país

Criterio para elegir en 2019

José Santiago Molina josesmolinam@gmail.com

Hoy se inicia el periodo de elecciones generales 2019. ¡Qué diferente escenario al de 2015! Las modificaciones a la Ley Electoral y de Partidos Políticos de 2016, bajo instrucciones en inglés, como lo dijo el presidente del Congreso de ese año, han modificado drásticamente el escenario, en mi opinión, para mal. Sin embargo, atendiendo la voluntad de la inmensa mayoría de guatemaltecos, las elecciones tendrán lugar el 16 de junio, como lo ordenan nuestra Constitución Política y nuestras leyes.

Guatemala necesita de sus mejores hombres y mujeres en la conducción del país para que avance y se desarrolle en todo sentido. Hay que hacer algunas evaluaciones de por quién votar para binomio Presidencia-Vicepresidencia de la República, diputados al Congreso de la República y alcaldes y sus corporaciones municipales. Algunas condiciones aplican para todo y otras puntuales para cada cargo.

Los requisitos que aplican para toda persona que se presenta a elección popular son: 1) Trayectoria de persona honesta 2) Persona respetada en su comunidad 3) Persona con logros marcados para sí mismo pero también para el bien común. El cargo de Presidente de la República es el más importante porque es electo como presidente del poder Ejecutivo, pero a la vez es jefe de Estado y comandante general del Ejército. ¿Cómo se toma la decisión acertada de qué binomio es el mejor para la Presidencia y Vicepresidencia de la República 2020-2024? 1) Es clave que el binomio lo integren personas que sean de la misma ideología política. 2) Es fundamental que ambos tengan comprobada experiencia —y exitosa— en administración de equipos de trabajo, en lo público o en lo privado, porque un gabinete de gobierno es un equipo de trabajo. 3) Los binomios deben presentar durante los tres meses de campaña al gabinete con el que trabajarían, porque es necesario tener a los mejores cuadros en esa función ejecutiva del gobierno central. 4) Hay que evaluar en los candidatos la condición de ser líderes, en primer lugar, pero que sean líderes que unan y no líderes que dividan. Guatemala necesita de la unidad nacional para avanzar.

En el caso del Legislativo, que son 160 los diputados a elegir, donde se eligen por partido y por planilla, y no por partido y por persona, revisemos bien el historial de cada integrante de cada planilla. Uno tiende a votar por partidos de ideología con la que uno simpatiza, pero es necesario revisar quiénes son esos candidatos. En mi caso particular, busco en un legislador a personas que tengan conocimiento del país, que entiendan de la cultura de la legalidad, ser respetado en su comunidad, prestigio intachable y de comprobada experiencia en lo que ha hecho en lo profesional.

Para elegir al alcalde y su corporación municipal es quizá la evaluación que la mayoría más hace porque en territorio del gobierno local es donde cada uno habita, donde los hijos estudian, donde la familia se moviliza todos los días, donde uno convive y donde uno se entretiene. Son 340 municipios en el país y cada uno es importante. Pero sin duda alguna, el más importante es el municipio de la capital, porque es allí donde se concentra la mayor población, donde se necesita de los mayores servicios, donde se ubica el gobierno central, las sedes principales de bancos del sistema, muchas empresas comerciales y de servicios, universidades y colegios. El candidato a alcalde debe tener experiencia en administración pública o privada exitosa, que sepa manejar equipos, que sean personas con vocación de servicio, que tengan interacción con la ciudadanía, que sepa sus necesidades, que planifique y ejecute apropiadamente. En resumen, buenos gestores, pero un equipo con un buen líder.
¡Evaluemos cuidadosamente!