Economía para todos

Empresa familiar Ingenio San Diego

José Molina Calderón josemolina@live.com

Las autobiografías son útiles para conocer las empresas familiares (EF). Fraterno Vila Betoret escribió el libro Mi Vida. Fraterno Vila Betoret. Autobiografía, Guatemala, julio 2009. 178 pp.

Conocí al autor en 1969. Cuando publicó el libro y me lo entregó puso la siguiente dedicatoria: Para José Molina Calderón, esperando su muy valiosa opinión. Afectuosamente. Guatemala, agosto 2009. En esta ocasión, una década después, atiendo esa invitación.

Es un gran esfuerzo que un empresario escriba su autobiografía. El autor da respuesta a una pregunta que el lector podría hacer. Dice así en el Prólogo: Sin lugar a dudas, escribir sobre la vida propia es una tarea muy difícil. Al menos eso me parece a mí. ¿Cómo ser objetivo y ecuánime cuando uno se dispone a relatar su existencia? Y agrega ¿Qué objetivo tiene? Varios y muy importantes. Viene a ser como un regalo para la familia…

El padre del autor, Fraterno Vila Dinarés, nació en 1885, en Alcoy, Alicante, en el sureste de España, y desde muy joven ingresó en Barcelona como obrero a una fábrica de textiles. Ahí contrajo nupcias a la edad de 26 años con Mercedes Betoret y Homs. Luego emigró a Costa Rica.

El autor nació en Costa Rica, el 20 de noviembre de 1922. Migra la familia a Guatemala en 1927. Se trasladaron a vivir en la zona 9, cerca de la línea del ferrocarril, e instalaron un aserradero en la zona 8, en el barrio de El Guarda Viejo. Su señora madre, doña Mercedes, falleció en 1929, dejando huérfanos a tres niños.

El autor dio sus primeros pasos como empleado en Nortropic, una empresa en la que el padre producía en serie prendas de vestir.
El autor, en su juventud, fue un gran deportista, y más adelante participó en campaña política.

Fundado el Ingenio San Diego en 1887, la familia Vila adquirió la finca e ingenio en 1943, cerca de la ciudad de Escuintla. Después de un viaje a Europa, África y Sudamérica, el papá del autor le hizo ver que se encargaría de la finca y el ingenio. En ese entonces había serias dificultades para llegar y volver a la capital, que se agudizaban por no contar con vehículo, utilizando el transporte ferroviario. Contrajo matrimonio con doña Mercedes Girón, quien falleció en 1975, de quien nacieron dos hijas y dos hijos.

Don Fraterno padre falleció en 1952 e inicia la etapa de la transición familiar. Como herederos universales quedaron los tres hijos, Julio, Antonio y el autor del libro. La herencia consistía en la finca, el ingenio, la fábrica Nortropic y varias propiedades en la capital, y lo hizo por partes iguales. Los tres hermanos organizaron una sociedad muy armoniosa.

El autor narra que él tuvo la idea de montar un ingenio mayor, y a raíz de eso se hizo una división de común acuerdo en la que el autor se quedaba con la finca y el ingenio, y los otros dos hermanos recibieron la fábrica, inmuebles y efectivo.

A raíz de ese entonces empieza la expansión agrícola e industrial del Ingenio San Diego. Sin embargo, más adelante la zona geográfica en que se encontraba la fábrica no permitía expansiones adicionales. Recibió una oferta de comprar en Masagua, Escuintla, un ingenio que aún no había hecho zafra alguna. Se hizo esta operación y de ahí nació el Ingenio Trinidad. En la actualidad la EF la manejan los miembros de la segunda y tercera generación del autor. Una EF ejemplar.