Economía para todos

Ferrocarril de Ocós y ferrocarril Verapaz

José Molina Calderón josemolina@live.com

Publicado el

La historia de los Ferrocarriles de Guatemala se encuentra en el libro ilustrado, de lujo, en español e inglés, editado por el coronel J. Bascom Jones, titulado Libro azul de Guatemala. Nueva Orleans: Searcy & Pfaff. 406 páginas.

El Libro azul contiene la historia de la Compañía Bananera United Fruit Company (UFCO), que en un momento se convirtió en propietaria de la red ferroviaria nacional. La compañía ferrocarrilera se denominaba International Rail Road Company (IRCA).

Del capítulo titulado Ferrocarriles de Guatemala, se da a conocer su contenido seguidamente. Entre paréntesis, el número de página.

Ferrocarril de Ocós: Ocós, pueblo del departamento de San Marcos, está como Champerico a la orilla del mar y ocupa el lugar tercero entre nuestros puertos del Pacífico. La línea férrea que existe sale de ese puerto y, hasta el presente, va a rematar en el sitio llamado Vado Ancho, recorriendo de una a otra parte la extensión de 30 millas. Estos trabajos se principiaron en enero de 1896; la vía férrea se puso al servicio público en 1897 y siguió trabajando hasta 1898. Esta línea es importante por la gran cantidad de productos del rico departamento en que se halla, y a los cuales da salida por el mencionado puerto, siendo el principal fruto de exportación el café, procedente en su mayor parte de la riquísima zona de El Tumbador. También se exporta gran cantidad de hule y una buena porción de cueros de res. (91)

El Departamento de San Marcos, célebre por hacer sido cuna del gran Reformador Justo Rufino Barrios, tiene por cabecera la ciudad del mismo nombre. Antes se llamaba El Barrio por haberlo sido del pueblo de San Pedro Sacatepéquez que está contiguo a dicha población: se halla esta al pie de Los Andes y próxima al volcán de Tajumulco. En el departamento en referencia, hay varias fuentes de agua termal y fuentes de agua potable. Así mismo, hay abundancia de maderas de construcción y de ebanistería. Las industrias principales consisten en sillas de montar y otros arreos de equitación, tejidos de lana, curtiembre, elaboración de charol, becerro, tafilete y otras de menor importancia. Los lugares de Ayutla y Pajapita tienen interés no precisamente como poblaciones, sino por hallarse fronterizos con la República Mexicana. (91)

Ferrocarril Verapaz: Esta línea ferroviaria, como la anterior, se comenzó a construir en enero de 1896 y se terminó en 1897. Recorre una totalidad de 28 millas, saliendo de Panzós y llegando hasta Pancajché. (91)

Panzós es un puerto fluvial sobre el río Polochic, de donde salen los vapores correos que van a Lívingston una vez por semana, zarpando los sábados en la tarde y regresando los miércoles de Lívingston a Panzós. Este Ferrocarril se halla en el vasto Departamento de Alta Verapaz, en el cual se produce café, cacao, hule, zarzaparrilla, algodón, vainilla, etc. El café, sobre todo el abundante y bueno que se obtiene en la zona de Cobán, tiene, gracias a esta línea, bastante facilidad para su exportación. (91)

En cuanto a industria, los habitantes se dedican a la elaboración de redes, lazos, hamacas y a la fabricación de vasos de barro. (91)

Esta región de la República es sumamente rica en maderas de todas clases, lo mismo que de plantas textiles. (91)

Llaman también la atención las bellas orquídeas que nacen en sus bosques y que son muy apreciadas en Europa a donde anualmente se llevan vulbos (sic) de las más bellas, alcanzando algunos, altos precios. (91)