Economía para todos

La dictadura bancaria de Jorge Ubico

José Molina Calderón josemolina@live.com

La junta directiva del Partido Liberal Progresista publicó un libro de lujo y con muy buenas fotografías titulado Seis años de gobierno presidido por el general Jorge Ubico. La directiva del Partido Liberal Progresista presenta a la conciencia nacional una relación sucinta y gráfica de la obra gubernativa realizada de 1931 a 1936.

Para comprender la época liberal, conviene tener en cuenta que cubre un período de 73 años, del 30 de junio de 1871, cuando triunfa la revolución liberal, derrotando al gobierno conservador del presidente Vicente Cerna, hasta el derrocamiento del presidente Federico Ponce Vaides, el 20 de octubre de 1944, justamente en lo que se conoce como Revolución de Octubre. Solo hubo un período menor de dos años, del presidente Carlos Herrera (1920-1921), quien también era de pensamiento liberal, pero no fue tan radical como los otros gobernantes de esa orientación política.

Los presidentes liberales fueron Miguel García Granados (1871-1873), J. Rufino Barrios (1873-1885), Manuel Lisandro Barillas (1885-1892), José María Reina Barrios (1892-1898), Manuel Estrada Cabrera (1898-1920), Carlos Herrera (1920-1921), José María Orellana (1921-1926), Lázaro Chacón (1926-1930) y un período corto en el que hubo tres presidentes: Baudilio Palma (12 al 17 diciembre 1930), Manuel Orellana (del 17 al 31 de diciembre de 1930), José María Reina Andrade (del 2 de enero al 14 de febrero de 1931); Jorge Ubico (14 de febrero 1931 al 1° de julio 1944), y Federico Ponce Vaides (del 4 de julio al 20 de octubre de 1944).

El motivo por el que se analiza el manejo de la banca por Ubico se debe a que en el 2020 se adoptaron medidas extraordinarias de parte de las autoridades bancarias de Guatemala, por los efectos económicos provocados por la pandemia del coronavirus. Al presidente Ubico le correspondió dirigir la economía del país después de la gran depresión de octubre de 1929, a partir de que asumió el cargo de presidente, el 14 de febrero de 1931, cuando la crisis económica hacía estragos. Las decisiones bancarias que adoptó en los primeros seis años de su gobierno se documentaron en el libro que se comenta.

En 2020, a consecuencia de la pandemia del coronavirus, la Junta Monetaria y la Superintendencia de Bancos, como autoridades bancarias, adoptaron también medidas extraordinarias. Entre ellas revisar los términos y condiciones de los activos crediticios al 29 de febrero de 2020 que no presenten mora mayor de un mes; dotar de liquidez en dólares estadounidenses a los bancos del sistema: permitir que en vez de registrar en los estados financieros los ingresos mediante lo percibido, que consiste en lo efectivamente pagado por los clientes, sustituyéndolo por el registro como intereses y productos devengados no percibidos, que consiste en anotarlos como tales ingresos sin haber recibido el pago correspondiente.

Tanto después de la Gran Depresión, en el período 1931-1936, como por la pandemia de 2020, las autoridades bancarias y de gobierno permitieron adoptar medidas que fueron excepciones a las establecidas en las leyes bancarias y económicas del país, inicialmente en forma temporal.

En esta investigación se relatan algunos antecedentes de la forma en que el presidente Ubico dirigió y supervigiló el desarrollo de la banca en Guatemala. En cierta forma concentró todas las decisiones bancarias en su persona, estableciendo una especie de dictadura financiera. El libro mencionado empieza exponiendo el programa del Partido Liberal Progresista. Seguidamente contiene un apartado que titula Breve y necesaria relación de antecedentes. El partido oficial critica fuertemente a sus antecesores.