Desarrollo de país

La mayoría silenciosa y la gobernabilidad

José Santiago Molina josesmolinam@gmail.com

Publicado el

Durante la semana pasada tuve la oportunidad de conversar con distintas personas en la ciudad de Guatemala y en el interior del país. Me volví a dar cuenta de que para la inmensa mayoría de ciudadanos lo más importante es lo económico y la gobernabilidad, agregando este año la preocupación del covid-19.

Para esa inmensa mayoría, que es una mayoría silenciosa en política, lo que sucedió durante la semana en la Corte de Constitucionalidad no es de su conocimiento o interés, porque lo ven como un evento político. Para mí sí es de mucho interés, porque se trata de hacer lo que la ley ordena. Si la familia del magistrado Neftaly Aldana Herrera, electo por la Corte Suprema de Justicia, ya no puede incorporarse a sus labores por lo que los médicos le recomiendan a la esposa y a sus hijos, lo procedente es atender la solicitud y que la CSJ designe el sustituto. También la CSJ debe designar a un suplente, dado que hace dos semanas la CC “definió” no darle el lugar al Lic. Conrado Reyes. No soy abogado y no conozco los detalles de qué es lo que procede cuando muere un magistrado —Bonerge Mejía—, pero entendería que quien lo eligió para ocupar el cargo debe designar un sustituto, por lo que sería un pendiente del Colegio de Abogados y Notarios. Solo así se puede tener a una CC completa. También, para esa inmensa mayoría, la mayoría silenciosa, pasó desapercibido una disposición de la Fiscal General y Jefa del Ministerio Público, que fue dar trámite a un proceso administrativo de algunas denuncias del actuar del fiscal de la Feci. Dar trámite está en ley, por lo que veo innecesario que algunas voces locales e internacionales tuiteen en contra de la Fiscal General.

El sector empresarial organizado, a través de los años, ha sido muy cuidadoso en lo que expresa en sus comunicados, ya que se enmarcan en ley y en principios. Sobre algunas acciones de la Corte de Constitucionalidad, hay comunicados muy claros y sobre las elecciones que debieron haberse llevado a cabo hace un año —elección de Magistrados CSJ y Apelaciones— que la CC imposibilitó por amparos de grupos de interés, también ha sido manifestado claramente.

Hay otro tema de la semana pasada que me llama la atención y seguramente a la inmensa mayoría: reactivación económica y bioseguridad. El presidente de la República anunció que vendrá una segunda ola de coronavirus. En sus declaraciones dijo que no se puede volver a cerrar el país, porque la economía no lo aguantaría. Quiero resaltar una fotografía del jueves donde aparecen el director de Coprecovid y la ministra de Salud del lado izquierdo, el presidente Giammattei y el alcalde de Guatemala en el centro y el ministro de Economía y el presidente del Banco de Guatemala del lado derecho. Esa fotografía me dice que por un lado hay que seguir siendo cuidadosos con el riesgo a enfermarnos de covid-19 —y para eso debemos usar la mascarilla, guardar la distancia y lavarnos las manos con jabón o gel con frecuencia— y, por el otro, la reactivación económica debe apoyarse desde lo que le corresponde a las instituciones públicas, para que emprendedores y empresarios, que contribuyen con más del 90% del PIB, hagan lo que tienen que hacer para recuperar lo perdido, darle vuelta a la página y avanzar en lo económico. Me agrada ver en la foto que en el centro está también el alcalde de Guatemala, ya que envía mensaje de que es la capital el centro del país en cuanto a lo económico, aunque desde el interior también se produzcan bienes y servicios que contribuyen importantemente al desarrollo del país.

Hay que ponerle mucha atención a la seguridad ciudadana. La inmensa mayoría necesita que el crimen común y que el crimen organizado sean controlados, porque esa inmensa mayoría es gente feliz que tiene necesidades de salir adelante y que quiere vivir en paz.