Urbanismo y sociedad

Las estructuras urbanas: covid-19 y cambio climático

Publicado el

El covid-19 se detectó por primera vez en la ciudad china de Wuhan (provincia de Hubéi), en diciembre de 2019, y la generación de la pandemia. El actual presidente tiene sobre sus espaldas un tremendo problema con el covid-19, pero si logra salir con bien de esto, le quedará el cambio climático, otro gran problema, por lo que deberá buscar más ayuda.

Por ello se debe realizar un plan nacional de desarrollo, con ocho parámetros regionales, definiendo ocho nuevos centros urbanos para limitar el crecimiento de la ciudad capital, que cuenta con una infraestructura vial congestionada que aumenta la contaminación ambiental. El Plan Nacional de Desarrollo (PND) K’atun 2032 y la Agenda 2030 de los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS) plantea estos ocho parámetros regionales, definiendo nuevos centros urbanos Además, en Guatemala, la infraestructura hospitalaria lleva 40 años de rezago que el presidente está tratando de rearmar por el covid-19.

En tanto, por el caso del covid-19 se han generado acciones como la concentración de la población en sus casas y el uso de mascarillas, pero faltan pruebas PCR. La comunicación por la digitalización ha cambiado las relaciones en materia escolar, profesional en planificación urbana-regional. Aunque no se ha salido del covid-19, es bueno recordar que Guatemala, según Unicef, es uno de los países más vulnerables a los impactos del cambio climático, que en los últimos 10 años ha sufrido eventos hidrometeorológicos extremos que han repercutido en los principales sectores productivos del país, ocasionando pérdidas económicas e impactos sociales y ambientales; una amenaza que causaría estragos en las cosechas, provocando sequías mortales e inundaciones, y las personas más afectadas serían las que viven en entornos de pobreza.

Esto tiene una serie de efectos adversos potencialmente catastróficos, lo cual ha corrido con los gobiernos corruptos anteriores, que dejaron a este gobierno con bajos niveles de desarrollo enfrentado con los males de Guatemala.

La secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Alicia Bárcena, advirtió de que la pandemia del coronavirus (covid-19) tendrá efectos devastadores sobre la economía mundial, seguramente más intensos y distintos que los sufridos durante la crisis financiera global de 2008-2009, y que los países latinoamericanos y caribeños no estarán ajenos a estos, ya que serán impactados a través de varios canales”.

Ante esa situación, Guatemala deberá ser reorganizada territorialmente, derivado de la existencia de 23 grupos lingüísticos históricos, que ahora van a contar, y mucho.

En Guatemala existe el Corredor Seco, una región que cubre parte de los departamentos de Baja Verapaz, Zacapa, El Progreso, Jalapa, Chiquimula, Jutiapa y Santa Rosa, donde cerca del 21%, sin contar las amenazas por terremotos, desastres naturales y un subdesarrollo urbano, con más del 80 por ciento del PIB, producido en zonas de riesgo con desastres.

Pero esto no es solo en Guatemala, en los últimos años, la población mundial está afectando a nuestro planeta, como el efecto invernadero, caracterizado por temperaturas más cálidas en las superficies terrestres y oceánicas del mundo y sus terribles efectos (GCR 1918), aunque, ante esta situación, ha surgido una hipótesis de que esto podría colaborar a la desaparición del covid-19.