Pluma invitada

Libramiento chimalteco data de hace 70 años

Publicado el

Guatemala continúa siendo víctima, desde hace muchos años, de graves y detestables consecuencias, principalmente económicas y políticas, a causa de la macabra acción de nefastos personajes ambiciosos de poder y dinero, así como de constantes acometidas de la naturaleza, extremas acciones criminales, tragedias de tránsito diarias y actualmente la mortal pandemia de covid-19, que arrasa con el mundo, sin que surja la anunciada solución satisfactoria para bienestar de los ciudadanos honestos, responsables y trabajadores que contribuyen al progreso de la Nación.

La ruta Interamericana, una de las arterias más importantes del país, fue construida hace cerca de setenta años, desde los Estados Unidos hasta Argentina, uniendo a Guatemala con México y Centroamérica, y en su interior a numerosos departamentos.

Sin embargo, por razones nunca explicadas por el gobierno ni por las autoridades municipales y departamentales chimaltecas, se dejaron solamente dos carriles, en lugar de cuatro, desde el descenso de Zaragoza hasta El Tejar y Sumpango, Sacatepéquez.

Lo peor de todo lo sucedido negativamente, en la cabecera permanecieron edificadas cinco viviendas en el centro de los carriles, principal motivo de este problemático suceso.

El gobierno de Jimmy Morales construyó hace pocos años el libramiento de Chimaltenango, para favorecer el intenso tránsito de vehículos, como sucede actualmente en otras rutas del país, pero la obra resultó con diversas deficiencias técnicas, a pesar de la millonaria inversión que se hizo en ella, por lo que el Ministerio Público procesa a directivos de la empresa responsable de esta obra y a funcionarios del gobierno anterior, entre ellos el exministro de Comunicaciones Alejandro Sinibaldi, quien se entregó hace poco a la justicia guatemalteca después de haber permanecido prófugo de la justicia, durante varios años, en el extranjero.

El gobierno de Álvaro Colom quiso resolver este conflicto, construyendo una obra tipo pasarela, de medio kilómetro, en la cabecera chimalteca, con cuatro carriles, pero resultó negativa, pues la franja termina con igual ahorcamiento vial de dos carriles, como se encuentra hasta la fecha, lo que causa masivo atascadero de vehículos, pues no fue ampliada a cuatro vías ni tampoco evitaron la construcción de otras casas convertidas en prostíbulos, con chicas en banquetas que llaman la atención de algunos pilotos, que aminoran la velocidad.

También se incluye similar intervención del mandatario sucesor Otto Pérez Molina, perdiéndose en cada caso millonarias cantidades de dinero que pudieron muy bien ser invertidas en programas educativos y sociales, especialmente para la gente pobre, que sufre penas para sobrevivir.

Se sabe que Sinibaldi ha revelado los nombres de importantes personajes y empresas fraudulentas involucradas, que el tribunal dará a conocer oportunamente, por cuya razón, se supone, el enjuiciado disfruta de protección especial cuando acude al tribunal y de regreso a su prisión incógnita.

Lamentablemente, abundan numerosos casos similares o diferentes que conmueven y preocupan a la ciudadanía en general, los cuales podrían ir desapareciendo hasta que las distintas autoridades, y especialmente jueces y magistrados, cumplan con su obligado deber de aplicar correctamente las leyes y castigar con disciplinada prisión a los responsables, porque algunos hacen de las suyas.