Economía para todos

Personajes históricos en los billetes

José Molina Calderón josemolina@live.com

Publicado el

En 1969 hubo un cambio importante en los motivos principales de los billetes del Banco de Guatemala. La Junta Monetaria, en su resolución 6189 del 23 de julio de ese año, autorizó preparar una nueva emisión de billetes y cambiar los motivos de los de cinco, diez y cien quetzales, por las efigies en busto del general Justo Rufino Barrios, del general Miguel García Granados y del licenciado Carlos O. Zachrisson, en ese orden de preferencia.

Los departamentos de Emisión y Tesorería, de Servicios Administrativos y Consejero de la Presidencia del Banco de Guatemala prepararon el memorándum para el presidente de la institución, en el que el asunto era la remodelación de la calidad de los billetes actualmente en circulación, con fecha 21 de noviembre de 1969.

Los ponentes hicieron una propuesta en el cambio del diseño de la totalidad de los billetes, tomando en cuenta los acontecimientos históricos y culturales de importancia en la vida de la República.

Se dispuso volver con la tradición implantada por los fabricantes de billetes, que desde hacía 45 años (1924) han usado en papel moneda un diseño rectangular que enmarca el motivo principal de la pieza impresa. Propusieron cambiarlo por un concepto más moderno, formado por una impresión en hueco grabado, de tamaño sobresaliente, en el mayor espacio disponible, en el anverso y reverso de la misma, complementado con todos los elementos estéticos y de seguridad que sean necesarios. Propusieron también la necesidad de temas mayas que sustituyan los dibujos geométricos, dándoles a las piezas guatemaltecas una presentación exclusiva.

Los ponentes detallaron las características de seguridad de los nuevos billetes, entre las cuales se encuentran las siguientes: filigrana o marca de agua, hilos de seda y fibras fluorescentes. En cuanto a la impresión, señalaron que debían utilizarse tres clases: el grabado en acero, la litografía y la tipografía. Las tintas sugirieron que fueran de color fijo o firme. En cuanto al diseño, los ponentes recomendaron tres clases distintas de dibujos.

Los ponentes hicieron la propuesta indicando que los bustos de los generales José María Orellana, Justo Rufino Barrios y Miguel García Granados y del Lic. Carlos O. Zachrisson fueron ya aprobados como motivos principales de billetes por la Junta Monetaria, quedando pendiente de aprobación los de Tecún Umán, general Rafael Carrera, doctor Mariano Gálvez y don Pedro de Alvarado.

La inclusión de Tecún Umán fue aceptada. Empero, no se aprobó incluir al capitán general don Rafael Carrera. Se incluyó al doctor Mariano Gálvez y no se aprobó incluir la figura del primer capitán general, don Pedro de Alvarado y Contreras.

En dicha aprobación se observó la tendencia de favorecer a los personajes vinculados con los gobiernos liberales, como el caso de Mariano Gálvez. Por eso no se incluyó a Rafael Carrera, que provenía de un gobierno conservador. En el caso de Pedro de Alvarado, no se le reconoció el hecho de ser el iniciador de una nueva raza, la mestiza, mezcla de la unión indígena-hispánica, cuya hija, doña Leonor de Alvarado, fue la primera mestiza, lo que vale decir la primera guatemalteca, en palabras de los ponentes de los billetes de 1969.

Una omisión importante fue no haber incluido a Rafael Felipe Solares. El libro de la Editorial Universitaria explica lo realizado por este personaje. Se titula Un siglo de silencio. R. Felipe Solares, creador de la moneda nacional. Son las memorias de su vida privada y pública, esto último como ministro de Hacienda y Crédito Público del presidente José María Orellana.