Desarrollo de país

Plataforma de desarrollo

José Santiago Molina josesmolinam@gmail.com

Publicado el

El país se desarrolla con instituciones fuertes y con inversión. Guatemala se caracteriza por tener un alto porcentaje de generación de producto interno bruto desde lo privado y muy poco desde lo público. Eso, en mi opinión, es una fortaleza.

El fortalecimiento de las instituciones es un asunto permanente. Para eso es que hay división de poderes, órganos de control, prensa independiente y ciudadanía observadora. Tenemos una Constitución Política de la República que da el marco para el buen actuar y para la búsqueda del bien común. Toca a la ciudadanía involucrarse en la vida del país, buscando ese buen actuar y esa búsqueda del bien común.

En mi forma de pensar, por medio de la política se administra un país y a través de la economía se desarrolla un país. La política es despreciada por muchos, porque desafortunadamente ha habido y hay servidores públicos que se sirven del rol público y no sirven a la población, como es el mandato. Ahí es donde debemos llegar a ocupar espacios personas con principios y valores y con actitudes correctas de servir a los demás. Guatemala tiene cómo avanzar en el fortalecimiento de las instituciones públicas, pues hay leyes y hay sistemas de control para hacerlo, pero opera un sistema de justicia que tiene mucho por resolver en la línea de la ética y de la transparencia.

Es necesario un clima de paz social y brindar certeza jurídica a las inversiones. Hay inversiones públicas necesarias para el buen vivir y para poder mejorar la productividad, tanto en la ciudad de Guatemala como en otras ciudades y en el área rural del país. En el interior hace falta infraestructura de carreteras y mantenimiento de muchas de ellas, hacen falta puentes claves para el desarrollo y la facilidad de movilización, hacen falta puertos eficientes para que exportemos lo que producimos al mundo, y hace falta autoridad para velar por la seguridad, la agilización del tránsito, el control del contrabando, tanto de bienes como de personas, y la aplicación de la ley a quienes la infrinjan.

En la ciudad de Guatemala hace falta darle movilidad al tráfico. La ciudad de Guatemala tiene dos características que vale la pena anotar: 1) La mitad o más de las personas que trabajan en la ciudad llegan de las ciudades vecinas (Mixco, Villa Nueva, Santa Catarina y San José Pinula, Fraijanes, Villa Canales, San Miguel Petapa, etc.) y hasta de ciudades de otros departamentos, como San Lucas, Antigua, Palín, etc. Eso hace que las carreteras y avenidas se llenen de vehículos en horas pico. 2) Las carreteras CA-1 y CA-9 atraviesan la capital del país, y eso hace necesario detener el tráfico pesado en las horas pico de movilización de quienes trabajan en la ciudad de Guatemala. La solución pasa por inversión en la infraestructura, como otro puente para la salida al Atlántico en la CA-9, sistema de transporte público dentro de la ciudad en las vías de mayor afluencia, innovando sistemas. También ayudaría un periférico fuera de la capital para que el transporte pesado no se detenga en ningún momento.

Hay soluciones planteadas de gran innovación, como el AeroMetro y el Metro Riel. En las grandes ciudades del mundo los trenes son la solución. Los hay bajo tierra, sobre tierra y aéreos. Pero también hay teleféricos, y para la ciudad de Guatemala hay un planteamiento de un teleférico sobre la calzada de mayor movimiento vehicular: la Roosevelt. El AeroMetro es una alternativa segura, rápida y cómoda para el sistema de transporte urbano. Es una innovación para mejorar la movilidad. Es una inversión extranjera, una concesión, donde no hay inversión de la municipalidad ni del Gobierno. Solo existe un contratiempo, que el Poder Legislativo debe aprobarlo, y eso ha sido un proceso muy lento.

Guatemala necesita de una plataforma para el desarrollo, y la infraestructura es clave.