Por la libertad

¡Que viva Cuba Libre!

Muchos me preguntan si creo que las cosas cambiarán en Cuba. Parece que sí, que la gente está volcándose a las calles porque la desesperación llegó a su límite. Un país donde el pueblo no tiene libertad de ningún tipo, donde las familias han sido destruidas y adoctrinadas para defender al gobierno con la excusa de una Revolución fracasada, donde la escasez de medicinas y alimentos es lo usual y la esclavitud de los cubanos una forma que tiene la dictadura cubana de hacerse de unos miserables dólares.

Sin embargo, soy escéptico porque Cuba tiene un sistema policial brutal, que reprime a diestra y siniestra sin contemplación alguna. Y el dictador cubano actual, Miguel Diaz-Canel, heredero de los hermanos Castro, no tiene el menor empacho para lanzar a las calles a la policía y ejército, armados hasta los dientes, con tal de reprimir brutalmente cualquier manifestación que vaya contra el gobierno. Así es como le meten miedo a la gente. Y si la policía y soldados no actúan, son declarados traidores y el castigo es terrible para ellos y sus familiares. El régimen es de miedo y terror. Así han sobrevivido los cubanos por 62 años, desde que el dictador y tirano Fidel Castro llegó al poder engañando a medio mundo. Mi esperanza es que la policía también esté desesperada de la situación y decida no voltearse contra sus propios hermanos cubanos. Pasó ya en Camagüey, la policía dejó pasar a una manifestación en vez de reprimirla, lo cual es una señal muy importante de esperanza en que las cosas podrían llegar a cambiar.

Mary Anastasia O´Grady escribió el domingo pasado una columna en el Wall Street Journal titulada Detrás del levantamiento de covid en Cuba, algo que es muy cierto, el problema no es el covid, sino la quiebra del sistema. “El verdadero problema de Cuba es que está arruinado. Y aunque todos los países pobres de la región han luchado por servir al público durante el covid-19, solo Cuba ha empeorado las cosas al tratar de utilizar la pandemia como una forma de ganar divisas para la élite gobernante y aumentar su legitimidad en todo el mundo.”

Está quebrada pese a la multimillonaria ayuda que tuvo de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) durante las primeras décadas después de su revolución. Y cuando terminó esta ayuda, por el derrumbe de la URSS, Cuba comenzó a sufrir la verdadera escasez, pero fue rescatada por una Venezuela que hoy en día también está quebrada y ha destruido la mayor parte de su industria por su sistema socialista del siglo XXI, que no es más que el mismo socialismo fracasado de siempre. Un sistema en manos de un estado dictatorial corrupto. Cuba está quebrada porque el sistema dictatorial y de terror castrista es puro socialismo y no funciona. Lo que hay es un régimen represivo de terror y miedo que permite a los que gobiernan vivir como reyes, mientras que el resto de los ciudadanos son de segunda y tercera clase, viviendo miserablemente, sin libertad de ningún tipo, sin poder decir nada contra el gobierno, ni emprender ni crear.

Cuba es un país lleno de contradicciones, falta de libertades políticas y civiles. La gente vive en una prisión que es la isla. Los famosos médicos cubanos que han ido a muchos países son mano de obra esclava. Les pagan una nada mientras que el régimen se queda con la mayor parte. El turista, fuente de dólares para el régimen dictatorial cubano, tiene un estatus diferente al ciudadano local.

Espero que por fin ese régimen dictatorial de Cuba termine y dé paso a una nueva República en la que se protejan los derechos y libertades individuales. Ya hay muchos arrestos y seguirán reprimiendo al pueblo, pero si resisten pueden hacer historia para bien. ¡Que viva Cuba Libre!