Catalejo

Respecto a la encuesta realizada por Gallup

Mario Antonio Sandoval

Cada empresa especializada en encuestas tiene sus propios criterios para realizarlas y ello incluye, además de los aspectos técnicos, otros asuntos de primera importancia, en los cuales sobresale qué se pregunta y cómo se hacen las interrogantes a las personas encuestadas, según normas aceptables. Es natural y hasta esperado encontrar resultados sorprendentes. La empresa Gallup de alcance centroamericano hizo público el resultado de su encuesta de febrero, cuyo interés mayor se relaciona con el gobierno, el presidente Jimmy Morales, el proceso político electoral del país y sus principales figuras. Acerca de este tipo de temas deseo referirme en este artículo, para hacer una interpretación personal de algunos de los resultados de dicho estudio.

De los 1,815 encuestados, 78% ve al país por el rumbo equivocado. Para el 86% hay “mucha corrupción”, pero solo el 24% lo ve como el principal problema del país. El 37% considera al costo de vida como el problema principal, y el 82% ve la situación económica igual o peor. Como promedio nacional, el 90% ve un aumento o situación similar en cuanto a los actos delincuenciales. El presidente Morales lo está haciendo mal o muy mal, (37%); ni bien ni mal, 41%. El 59% desaprueba la labor presidencial. Su evaluación tiene un resultado negativo de -15 y de los presidentes anteriores solo lo supera Portillo, con -47%. Nunca o casi nunca hace lo bueno para el país, según el 53%. La orden de salida de la Cicig es desaprobada algo o mucho, por el 58%.

Al 40% de los entrevistados le interesan mucho o algo los asuntos políticos. La imagen de los personajes políticos actuales es así: Zury Ríos +16; Ivan Velásquez y Alejandro Giammatei +15; Thelma Aldana, +10, Jimmy Morales -1. La tendencia política es de izquierda, para el 5% de los capitalinos, 10% de otras ciudades y 11% en el resto del país. De derecha, 15%, 13% y 13%, respectivamente. La posición centrista: capital, 79%; otras ciudades, 77%; resto del país, 76%. El 83% no tiene preferencia partidaria. El 17% votaría por Sandra Torres; el 10% por cualquier figura nueva o por Thelma Aldana y el 7% por Zury Ríos. Debido al margen de error de la encuesta, (2.83%) muchos de los resultados anteriores son empate técnico, como correctamente señala Gallup.

Llama la atención por qué no fue incluida la pregunta “por quién usted nunca votaría”, lo cual puede interpretarse como favorable a Sandra Torres, quien tiene el mayor rechazo. Dadas las actuales circunstancias del país, esta falta es lamentable, porque ese dato es enormemente significativo para poder predecir algunos posibles resultados en los estudios y análisis previos a las elecciones. Por lo demás, me parece un estudio cuyos resultados pueden ser útiles, pero es imprescindible sugerir a la empresa encuestadora incluir una pregunta sobre el tema señalado. No se justifica olvidar la anterior elección, por el enorme voto en contra de ella, hoy sumida en gestos adustos y rumores de alianzas con sectores conservadores y políticamente adversos.

Aun con la limitación ya mencionada, el trabajo de Gallup tiene valor porque se le puede comparar con otros estudios serios. A causa de la limitación de presentar resultados de encuestas dos semanas antes de las elecciones, lo cual puede ser factor primordial en caso de resultados muy cercanos, menores al margen de error. Este estudio comprueba lo ya sabido: la precaria situación de Morales como goberante, compartida con su gobierno. Llama la atención los números relacionados con el presidente, quien debería tener cifras más preocupantes. Esto se puede deber a la situación de las áreas rurales, donde por numerosas y variadas consecuencias no parece haber llegado el convencimiento de tratarse del peor gobierno de la historia de Guatemala.